Entrenamiento

Cómo conseguir un vientre plano con los abdominales abrazadera

Cómo conseguir un vientre plano con los abdominales abrazadera
abdominal13
0 Comentar

Siempre le hemos concedido una gran importancia a la zona del abdomen. Se amontona la grasa y parece casi imposible conseguir la tan ansiada tableta de chocolate. En cualquier caso, cada persona debe buscar el ejercicio que mejor le funcione según el objetivo que persiga y su estructura corporal. En esta ocasión os proponemos un método que hará trabajar el abdomen y que resulta bastante efectivo. Si quieres saber cómo conseguir un vientre plano con los abdominales abrazadera, estate atento a este artículo.

El verano ya es prácticamente historia, pero eso no implica que debamos descuidar nuestro físico. Hay gente que para sentirse bien necesita tener un vientre liso, sin grasa. Con los abdominales ‘abrazadera’ conseguiremos este objetivo, sobre todo porque se trabajará de manera conjunta los abdominales inferiores, los oblicuos, la parte inferior de la espalda y el interior de las piernas.

Cómo realizar estos abdominales

Para ejecutar los abdominales ‘abrazadera’ hay que poner una colchoneta o una esterilla sobre el suelo. El ejercicio se puede hacer tanto en el gimnasio como en casa. Nos tumbamos boca arriba y tanto las piernas como los brazos deberán estirarse hacia arriba. A la vez hay que levantar el cuello, la cabeza y los hombros del apoyo inicial. Eso implicará que el único punto en el que se apoye el cuerpo será sobre la parte inferior de la espalda. El ejercicio se comenzará desde el momento en que dejamos caer las extremidades al mismo tiempo.

Hay una serie de aspectos sobre los que debemos reparar. Para que realmente sea eficiente su ejecución te daremos los siguientes consejos:

  • Las piernas abiertas deben crear un ángulo que sea de unos 45 grados o incluso menos.
  • Cuando se bajen los brazos a los lados de nuestro cuerpo intentaremos que tanto los hombros como el cuello permanezcan separados del suelo.
  • Al elevar las extremidades habrá que apretar entre sí los tobillos y las palmas de las manos.
  • Para conseguir el mejor resultado posible te recomendamos que realices tres tandas de diez repeticiones cada una. Procura hacerlas a un ritmo lento y pausado, sobre todo cuando te toque realizar el descenso de brazos y piernas.
  • Intenta ejecutar estos ejercicios al final de la sesión preparatoria y cuando los realices y acabes el entrenamiento no te olvides de estirar correctamente.

Se trata de un movimiento bastante sencillo en el que se ejercitan hasta cuatro zonas distintas del tronco. No hay que realizarlo a gran velocidad y en todo momento tendremos en cuenta las fases del movimiento. Para trabajar de manera correcta el ejercicio el descenso de las extremidades se hará con lentitud y de manera controlada.

Si consigues incorporar a tu rutina de entrenamientos los abdominales abrazadera posiblemente en poco tiempo empieces a notar los resultados. Está claro que nadie va a conseguir milagros, pero también va a influir a la hora de conseguir un vientre plano seguir una dieta equilibrada y sana, además de practicar ejercicio. Con los abdominales trabajamos los músculos, así que no pienses que te ayudará a librarte de la grasa.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias