Entrenamiento

Ejercicio e hidratación ¿qué, cómo y cuándo beber?

Ejercicio e hidratación ¿qué, cómo y cuándo beber?
Ejercicio e hidratación
0 Comentar

No sólo hay que mantener llenos los depósitos de glucógeno para que nuestro rendimiento deportivo no se vea mermado. Las reservas de agua también desempeñan un papel importante en nuestro organismo, intentando mantener los niveles de hidratación en todo momento. Hay que recordar que somos un 60% de agua, por lo que es vital mantenerlo con la proporción de agua adecuada.

Los deportistas son sensibles a la pérdida de agua. Con la actividad deportiva aumenta la temperatura corporal y el organismo necesita refrigerarse, por lo que lo hace incrementando la secreción de sudor. Si no se compensa esta pérdida, el cuerpo se irá deshidratando poco a poco.

El primer dilema que surge a la hora de hidratase es conocer el tipo de bebida más adecuado. Solemos dudar entre beber agua u optar por una bebida deportiva isotónica. Al final todo depende del tipo de esfuerzo, intensidad y la climatología. Por ejemplo, antes del ejercicio se aconseja tomar agua, siempre y cuando nos alimentemos de una manera equilibrada y obtengamos así la cantidad de electrolitos suficientes.

En sesiones de menos de una hora o de baja intensidad será suficiente con beber únicamente agua. En el caso de esfuerzos mayores podemos recurrir a una bebida isotónica para reponer el glucógeno muscular. Una vez que concluyamos el ejercicio ocurro lo mismo. Todo dependerá del tiempo y de la intensidad con que se haya hecho.

Durante las cuatro horas previas al esfuerzo se recomienda beber entre 2 y 3 vasos de agua, intentando hacerlo de manera repartida. Durante el ejercicio hay que procurar tomar un vaso de agua cada 20 minutos en el caso de que se prolongue durante más de una hora. El objetivo es compensar las pérdidas de sudor. Cuando finalice la actividad deportiva hay que beber 1,5 veces el peso perdido durante el esfuerzo. Si se perdió un kilo intentaremos tomar 1,5 litros.

Tampoco es adecuado excederse a la hora de hidratarse, ya que tendríamos muchas opciones de padecer hiponatremia, un trastorno que se produce cuando las concentraciones de sodio en la sangre disminuyen de manera anormal para el buen desarrollo del sistema nervioso. Se manifiesta con la aparición de síntomas de debilidad, confusión y mareos.

La hiponatremia no sólo es algo normal en los deportistas que se hidratan en exceso, también puede darse en aquellos deportistas ya deshidratados, que han perdido una gran cantidad de sodio. De ahí la importancia que tienen las bebidas isotónicas. Así que no nos podemos olvidar de beber durante el ejercicio.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias