Nutrición

3 Tipos de carne baja en colesterol

3 Tipos de carne baja en colesterol
Pechuga de pollo a la plancha
0 Comentar

La carne, en sus diferentes vertientes, ya sea de ternera, pollo o cerdo, es una fuente importante de proteínas para tu dieta diaria, ayudándote en todo momento a mantener en buen estado el sistema inmune y el tejido muscular. Sin embargo, no todas las carnes son iguales, ya que algunas contienen más grasas saturadas y colesterol, lo que puede favorecer la aparición de la obesidad y de enfermedades del corazón. Por eso siempre te recomendamos que apuestes por aquella que sea lo más beneficiosa para tu salud.

Para que aciertes con tu elección, te daremos a continuación tres tipos de carne bajas en colesterol:

Pavo

Bajo en colesterol: Pavo

Junto con el pollo es una de las más saludables que puedes consumir. Se trata de un alimento bajo en grasa y calorías. Por ejemplo, un filete de pechuga de pavo contiene únicamente 120 calorías y 0,5 gramos de grasa por porción.

Pollo

Bajo en colesterol: Pollo

Otra de las opciones más saludables es el pollo, con apenas 125 calorías. Obviamente, una pechuga de pollo tiene menos grasa que la carne vacuna, la de cerdo o la cordero. Eso sí, el contenido de grasas y calorías puede variar en función de la preparación del fabricante. Es importante que a la hora de cocinar elimines toda la grasa visible. Aunque puedes sacarle la piel al pollo mientras se cocina, una manera más eficaz de quitar la grasa total pasa por hacerlo antes de comerlo.

Conejo

Bajo en colesterol: Conejo

El producto estrella que parece que está revolucionando las comidas es el conejo. Debido a su alto contenido en proteínas es adecuado para aumentar la masa muscular. Se trata, sin lugar a dudas, de una carne saludable, rica en proteínas y baja en grasas, que además nos ofrecerá grandes beneficios en lo económico. Además de ser recomendable por sus bajos niveles de colesterol  y en grasas, es un perfecto aliado para la dieta de los deportistas porque aumenta los tejidos musculares y la calidad. Esta carne siempre ha estado relegada a un segundo plano por considerarse inferior al resto de carnes, como puede ser el caso de la ternera, mucho más cara y rica en ácidos grasos saturados. Destaca también la carne del conejo por su alto contenido en minerales, sobre todo en hierro, zinc y magnesio, que resultan fundamentales para garantizar el buen funcionamiento del organismo y la producción de glóbulos rojos.

Al margen del tipo de carne, siempre es mejor hacer las carnes a la plancha que en la sartén con aceite.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias