Running

Consejos para evitar las rozaduras al correr

Consejos para evitar las rozaduras al correr
rozaduras
0 Comentar

Las rozaduras es uno de los grandes problemas a los que se enfrentan los corredores, sobre todo cuando realizan distancias largas, en donde la fricción es mayor. Por lo general se produce por el rozamiento de la piel con un elemento externo que se suele ser la ropa que llevamos puesta. En este artículo te detallamos una serie de consejos para evitar las rozaduras al correr.

También se pueden producir por el roce entre piel con piel. En cualquier caso causa mucho dolor y cada minuto que soportas de más corriendo se va agravando el problema. Por lo general, las zonas más perjudicadas por la fricción suelen ser los muslos, los pezones (en el caso de los hombres) y las axilas. Mucha gente no sabe como combatir estas rozaduras, por lo que estate atento a nuestras recomendaciones.

Pezones

Uno de los puntos débiles de los hombres suelen ser los pezones. Las mujeres no suelen tener este problema por el uso de sujetadores. Resulta un tanto traumático encontrarte a una persona sangrando por los pezones, pero más doloroso le resulta al afectado.

Debido a la fricción con la camiseta y si es de mala calidad, se acaba produciendo una irritación que acabará por dañarlos. No significa que te vayas a desangrar, pero se te pueden hacer eternos los kilómetros que te queden. Lo mejor para que se no se produzcan este tipo de situaciones es que emplees una camiseta que sepas que no te va a rozar en exceso, emplear una camiseta de compresion que se suele ajustar al pecho o colocar un pequeño apósito sobre los pezones. La opción de echar vaselina también puede resultar válida, pero no siempre es eficaz.

Muslos

Lo más normal es que las rozaduras en los muslos se produzcan por la fricción con la misma piel o con los pantalones. Entre las soluciones que más se utilizan están la aplicación de vaselina o de otra lubricante por la zona interior de los muslos, correr con mallas que se ajusten bien a la piel o usar telas suaves.

Axilas

La tercera zona de nuestro cuerpo que más sufre a consecuencia de las rozaduras son las axilas. Puede ser debido a que es bastante sensible y resultan más afectadas las mujeres. Como alternativas para no sufrir la fricción se encuentran el uso de una camiseta de compresión que se ajusta bien al cuerpo o la aplicación de vaselina en cantidad abundante antes de salir a correr.

En cualquier caso es probable que cuando la camiseta sea de poca calidad o nos mojemos con la lluvia acabemos con este problema. También hay que decir que hay otras partes del cuerpo que pueden acabar afectadas. Puede ocurrir en las mujeres que empleen unos sujetadores poco adecuados, por eso se les aconseja usar de telas y materiales técnicos. Algo similar ocurre con la ropa interior, ya sean bragas o calzoncillos.

Suele ser suficiente con aplicar un poco de vaselina en aquellas zonas que consideres que pueden acabar dañadas a consecuencia del rozamiento.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias