Salud

Los mejores estiramientos para combatir los dolores de recién levantados

Los mejores estiramientos para combatir los dolores de recién levantados
estiramientocuello
Comentar

Puede ocurrir en muchas ocasiones que nos levantemos de la cama más cansados y con molestias, cuando debería ser todo lo contrario. Puede llegar a convertirse en algo normal la rigidez y la falta de movilidad durante los primeros momentos del día. Esto resulta bastante molesto por los dolores que produce. Por eso hoy te recordamos los mejores estiramientos para combatir los dolores de recién levantados.

Es posible que las más castigadas por estas molestias sean las personas con artrosis lumbar, cervical o problemas de cadera, aunque nadie está libre de padecer cualquier dolor mañanero. Entre los motivos que se encuentran para ello están un colchón inadecuado por ser excesivamente duro o blando, adoptar una postura incorrecta a la hora de dormir o colocar el brazo debajo de la almohada.

Aplicar calor

Lo mejor contra esta rigidez o dolor muscular es la aplicación de calor. De esta manera conseguiremos que los músculos se relajen y se facilite la movilidad. Por eso no dudes al darte la ducha a primera hora de la mañana de aplicarte agua caliente sobre la zona afectada al mismo tiempo que te estires durante cinco minutos. Cuando realices esto durante un tiempo verás como mejora tu estado.

estirar cuello

Entre los ejercicios que puedes hacer en la ducha están la inclinación de la cabeza hacia el hombro, como si fuéramos a tocarlo con la oreja. Primero hacia un lado y luego hacia el otro. Acabaremos con un ejercicio de levantamiento de hombros. La otra propuesta que te aconsejamos pasa por acercar la barbilla hacia el pecho, como si estuviésemos asintiendo con la cabeza. También haremos el gesto de negación, en donde la cabeza girará primero hacia un lado y luego al contrario.

Para la zona lumbar

Para descargar la zona lumbar también hay una serie de ejercicio que deberíamos tener en consideración. En primer lugar te aconsejamos que te acuestes boca arriba, con los pies apoyados en el suelo y las rodillas flexionadas. Lo siguiente que realizaremos será inclinar las rodillas hacia un lado y otro, sin que la espalda se eleve.

Hay otros dos ejercicios de pie para ejercitar lumbares. El primero consiste en inclinar el cuerpo hacia un lado al mismo tiempo que se levanta el brazo contrario por encima de la cabeza. Este movimiento lo haremos cinco veces y de una manera lenta. En el segundo flexionaremos el tronco por la cintura de manera que muslos y pecho queden prácticamente pegados y las manos alcancen el suelo.

estiramiento-espalda

Como acabas de ver resulta muy sencillo reponernos de los dolores y molestias que sufrimos nada más levantarnos de la cama. Con estos estiramientos será más que suficiente. Procura realizarlos a diario. Sólo te llevarán cinco minutos y además te sentirás mucho mejor físicamente y empezarás el día con más ganas.

Además hay que valorar que sólo se precisa de tu propio cuero para hacerlos, así que no será preciso que tengas ningún tipo de máquina o pesa para hacerlo, aunque los que tengan un minigimnasio en casa lo tendrán más fácil.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias