Entrenamiento

Garmin Swim, un reloj de natación para dejar de contar largos

Garmin Swim, un reloj de natación para dejar de contar largos
Garmin_Swim_2
0 Comentar

Lo más complicado de meterse en la piscina, en ocasiones, es llevar bien la cuenta de la distancia o metros. A los cinco minutos empiezan a haber las primeras confusiones, pero esto tiene los días contados gracias a Garmin Swim, un reloj de natación para dejar de contar largos. Gracias a este dispositivo seremos capaces de contabilizar de manera automática tanto los largos, como el estilo y el número de brazadas.

Sólo para piscinas

Este reloj está pensado para aquellas piscinas que tengan entre 17 y 150 metros. Emplea un acelerómetro interno que será capaz de detectar cuando se acaba un largo y el tipo de estilo que estamos empleando, ya sea braza, crol, mariposa o espalda.

garmin_swim

El Garmin Swim carece de GPS, por lo que no se recomienda para la natación en aguas abiertas. Esta marca te ofrece otros modelos con este objetivo como pueden ser el Fenix 2 o el Fenix 3.

Como ya sabrás, la técnica en natación resulta esencial para conseguir progresar en esta disciplina. Cuando pagas 120 euros por el Garmin Swin, no estás comprando únicamente un reloj que te contabiliza los largos o que registra los ejercicios de la sesión, ya que también podrás hacer uso de la plataforma Garmin Connect, donde aparecerán todas las estadísticas y datos sobre los entrenamientos, pudiendo compartirlo con tus amigos.

Funciona con pila

Este modelo de reloj que saca al mercado Garmin es bastante ligero. Está fabricado de plástico y la correa es de goma. En cuanto al diseño, se puede decir que resulta bastante atractivo para el uso diario del aparato. La principal novedad que encontramos en este reloj es que funciona con una pila, cuando la mayoría de los relojes de Garmin emplean la batería recargable. Te garantizan una vida útil de un año.

garmin-swim-watch-in-depth-review-94-thumb

En realidad puede suponer todo un avance para algunos, sobre todo porque se evitarán problemas de corrosión al estar en contacto con el agua, no tendrás que andar todos los días con los cables de carga y no se te agotará la batería cada poco cuando entres en la piscina. Otro Garmin a tener en cuenta es el Forerunner 910 TX, que te valdrá tanto para nadar, como para correr y andar en bicicleta.

Transmisión de datos

Para subir los datos de los entrenamientos a Garmin Connect sólo será necesario acercar el reloj al usb ‘stick’ que viene con el dispositivo y el programa Garmin Express. La información se transferirá de manera automática. En el caso de la primera sincronización será preciso que emparejemos el ordenador al reloj y pulsemos en el menú para acceder al sistema ‘ordenador’.

garmin_swim_blog

El propio reloj se ocupará de detectar la brazada y te registrará el historial en su pantalla inicial, por lo que tendrás la posibilidad de conocer a modo de recordatorio los entrenamientos realizados en las últimas semanas. En el menú tendrás que configurar el tamaño de la piscina en la que te vas a ejercitar, que puede ir desde los 17 hasta los 150 metros.

Otro aspecto a tener en cuenta de este reloj para nadadores, es que cuando lo dejas encima de una superficie sin moverlo durante 60 segundos conseguimos que ahorre un 20% de pila.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias