Entrenamiento

Un casco plegable de bici hecho en Valencia triunfa en Estados Unidos

Un casco plegable de bici hecho en Valencia triunfa en Estados Unidos
Outdoor Lifestyle photoshoot for Closca Design
Comentar

Por motivos de seguridad el casco debe llevarse siempre que vayamos en bicicleta, aunque aún haya personas a las que les resulte muy molesto. Una empresa de Valencia ha creado un modelo de casco minimalista e innovador que ya se ha hecho un hueco en el mercado estodounidense. No obstante, los creadores tienen previsto reunirse con los ayuntamientos de Nueva York y Chicago para que los incorporen a sus servicios de bicicletas de alquiler. En este artículo te presentamos un casco plegable de bici hecho en Valencia que triunfa en Estados Unidos.

Presencia en sesenta países

Outdoor Lifestyle photoshoot for Closca Design

La compañía valenciana Closca Design pone a la venta la segunda generación del casco Closca Fuga, que incorpora unas cuantas mejoras respecto al primer diseño. En los últimos meses ha irrumpido en el mercado internacional consolidándose en más de sesenta países gracias a las ventas realizadas por internet y en tiendas. Casi la mitad de las ventas se realizan entre Estados Unidos y Canadá, que han sabido apreciar la estética y la innovación de este accesorio. También tiene presencia en España, Reino Unidos, Alemania y Japón.

Dos años de trabajo

Closca-Fuga_black

Para sacar adelante este casco ha sido necesario casi dos años de trabajo. El resultado ha sido un producto competitivo tanto en estética como en funcionalidad. El cofundador de la empresa, Carlos Ferrando, señala que la intención es que se logre integrar en nuestra forma de vestir como si de un “accesorio de moda” se tratase y no desde el punto de vista de la obligatoriedad. Después de conocer la opinión de los ciclistas urbanos han conseguido crear un casco con personalidad.

Diseño

casco-plegable-valenciano-ciclista-EEUU_EDIIMA20150418_0079_13

El usuario de este tipo de cascos lo agradecerá mucho, sobre todo porque le permite plegarlo y dejarlo prácticamente plano como si de un libro se tratase. Sólo tardaremos un segundo en doblarlo y bastará con un movimiento. Los creadores de este casco aseguran que se reduce su tamaño a más de la mitad, pudiendo guardarse en cualquier mochila o bolso. Todo ello es posible gracias a las dos líneas horizontales que lo componen y al mecanismo complejo que lleva escondido. Este accesorio ya ha sido distinguido con el Red Dot Design Award 2015, uno de los galardones más prestigiosos a nivel internacional. Se trata de un gran impulso para los fabricantes, así como una prueba de confianza para los usuarios.

Pensado para los ciclistas urbanos

 

Este casco que nos presenta esta firma valenciana está pensado sobre todo para aquellas personas que utilizan la bicicleta para acudir al trabajo o para desplazarse por la ciudad. No olvidemos que existen empresas en Francia donde pagan un extra a sus empleados por acudir a su puesto en bicicleta. En estos momentos la compañía está en una plataforma norteamericana de reservas, donde cuenta con unos 500 clientes. En estos momentos se puede comprar por 72 euros con la previsión de que aumente hasta los 90 euros dentro de unas semanas. Además de ser un elemento de seguridad también se presentan como un accesorio de moda, que a buen seguro facilitará su uso entre los ciclistas de la ciudad.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias