Sexo

Cómo practicar el sexo tántrico

Cómo practicar el sexo tántrico
¿Qué es el sexo tántrico?
0 Comentar

Hay otra manera totalmente distinta de disfrutar del sexo. Se trata del sexo tántrico. Se puede considerar una variante del yoga, en donde las relaciones de pareja van más allá de lo carnal. El objetivo principal es el crecimiento individual y de la pareja. Esto es la teoría, pero la práctica puede resultarte un tanto compleja. Te enseñamos a continuación cómo practicar el sexo tántrico.

No te obsesiones con el orgasmo

Sexo

No se trata de acostarnos con una persona y comenzar a mantener relaciones de una manera convencional. Antes de nada es preciso que haya una preparación psicológica y de apertura. Posiblemente resulte más sencillo para aquellas personas que están más acostumbradas a la meditación. El objetivo básico no es alcanzar el orgasmo, se trata de conseguir el reconocimiento de la otra persona a nivel espiritual.

Exige bastante tiempo

Sexo tántrico

Para la práctica del sexo tántrico será preciso que reservemos bastante tiempo. Preparemos un ambiente en donde nos encontremos cómodos y relajados, que ante todo nos permita desconectar. Si eres de los que le gusta el sexo rápido ya puedes olvidarte. Algunos expertos aseguran que para dominar este arte se pueden llegar a tardar varios años.

Importante la respiración

Sexo tántrico - Respiración

 

Para empezar nos sentaremos enfrente de la otra persona y nos concentraremos en la respiración. Mientras uno de los dos inhala, el otro exhala. Es importante que sintamos como la energía fluye por el cuerpo de los dos. Para cualquier ejercicio de meditación resulta esencial que controlemos la respiración.

Recorre todo su cuerpo

Sexo tántrico: Tacto

Hay que sentir el cuerpo de la otra persona, de ahí que le vayamos a acariciar con lentitud todo su cuerpo. Será un momento preciso para disparar el erotismo, ya que nos tocará dar y recibir mediante el tacto esa pasión que tanto reclamamos. Si es preciso puedes ayudarte de cremas y aceites balsámicos, sin descartar tampoco el empleo de plumas para conseguir unas sensaciones diferentes. Aprovechando que estamos frente a la otra persona nos dedicaremos a besarla, disfrutando de su boca y de sus partes erógenas. Tienes que sentir a través de los labios el deseo sexual.

Controlar la penetración

Sexo tántrico: Penetración

Después de todo lo anterior las dos personas llegarán muy excitados al momento de la penetración, que no tiene nada que ver con el método tradicional. Una vez que el hombre penetra a la mujer no debe de haber movimientos, por lo que controlaremos los impulsos. El pene debe permanecer en el interior de la vagina al tiempo que realizamos caricias. El sexo puede durar varias horas ya que habrá tiempo para juegos, besos y muchas fantasías. El fin básico de sexo tántrico es aprovechar al máximo la energía sexual, lo que nos obligará a contener la eyaculación todo lo que se pueda. Después de mucha excitación llegará el momento en que la energía aparezca de golpe para ambos y el pico de placer que va junto con el orgasmo recorrerá el cuerpo de los dos, más allá de la zona genital. La mayoría de los que prueban suelen repetir.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias