Entrenamiento

¿Se puede beber agua muy fría durante el ejercicio?

¿Se puede beber agua muy fría durante el ejercicio?
agua-helada
0 Comentar

Nadie pone en duda que el agua se convierte en un elemento vital para los deportistas para no deshidratarse en los momentos de mayor intensidad. En esta ocasión nos preguntamos si se puede beber agua muy fría durante el entrenamiento.

Hay que saber que el agua, además de hidratarnos, también se convierte en un perfecto aliado para reponer las salas minerales que nos hemos dejado por el camino a través del sudor. Lo más adecuado es que se consuma a temperatura ambiente, ya que de esa manera el organismo tardará menos en asimilarla. A poder ser, en pequeños sorbos y con bastante frecuencia para asegurarnos una hidratación adecuada.

En algún momento se ha dicho que beber de golpe agua muy fría durante el ejercicio puede acabar en una parada cardíaca. Esto no es cierto, pero tampoco descartamos que pueda ocurrir. No descartes que se produzca un corte de digestión debido al contacto del agua fría con el cuerpo, que en ese momento se encuentra a una temperatura bastante más elevada. El resultado será una alteración del ritmo cardíaco, que hará que disminuyan en exceso las pulsaciones y se pueda llegar a la parada cardíaca.

Beber agua muy fría después de la práctica deportiva puede que tenga también como resultado una hiponatremia. Estaremos reponiendo líquidos, pero no sales minerales. No olvidemos que cuando sudamos tanto la sensación de sed es superior y el cuerpo nos pide reponer líquidos. En ocasiones no basta con consumir agua bien fría. Se producirá un cierto desajuste en cuanto a los niveles de minerales, sobre todo en lo referente al sodio, ya que el agua apenas lo contiene. Esa ausencia de sales minerales puede provocar calambres, mareos y vómitos. Tendrás la sensación de que esto se produce por el agua muy fría, pero el responsable es la falta de sales.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias