Entrenamiento

6 consejos para saltar a la cuerda

6 consejos para saltar a la cuerda
saltando
Comentar

Saltar a la cuerda era una actividad que nos retrocede a nuestra infancia, pero ahora de mayores podemos sacarle mucho partido a este ejercicio, ya que nos aportará resistencia y fuerza. Para que disfrutes de este entrenamiento te damos 6 consejos para saltar a la cuerda.

  1. Hay que escoger un material de cuerda que no provoque heridas en nuestras manos. Algunas son demasiado rugosas y originarán rozaduras en las palmas de las manos cuando empiecen a calentar y rompamos a sudar.
  2. Coge una cuerda que tenga la longitud adecuada. No sólo dependerá de tu altura, también de la amplitud de tus brazos. Para que el salto se realice adecuadamente es mejor que no tengas que encogerte para que la cuerda no te golpee en la cabeza.
  3. Otro tema importante es la técnica de salto. Mide bien la velocidad con que la moverás y de esto dependerá el número de saltos que realices. Al tratarse de una actividad física muy intensa es mejor que controles bien el movimiento de las muñecas para que no te canses demasiado pronto.
  4. Las muñecas llevarán el peso del movimiento, pero no olvidemos que los brazos debes mantenerlos extendidos a lo largo del cuerpo al tiempo que saltamos.
  5. Procura que la espalda permanezca totalmente recta. Para ello es preciso que la longitud de la cuerda sea la adecuada para que no tengas que doblarte mientras saltas.
  6. Al tratarse de un ejercicio de un alto impacto hay que acertar con las zapatillas que usemos. Apuesta en todo momento por unas que tengan mucha amortiguación, ya que de esa manera tus articulaciones estarán más protegidas. Merece la pena gastarse un poco más de dinero si conseguimos cuidar nuestra salud.

Con estos 6 consejos para saltar a la cuerda lo pasarás genial y conseguirás ganar fuerza y resistencia. Disfruta de estas recomendaciones.

Temas

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias