Dietas

8 razones por las que huir de las dietas milagro

8 razones por las que huir de las dietas milagro
Si no es una dieta equilibrada no deberías hacerla.
0 Comentar

Todo el mundo que tiene unos kilos de más desea perderlos de la manera más rápida posible y sin apenas sufrimiento. Sin embargo, para ser eficientes con cualquier dieta es preciso que haya un cambio en los hábitos y en el estilo de vida. Gracias a la tecnología y más en concreto a los dispositivos wearables como el Samsung Gear Fit podrás monitorizar tus constantes vitales, además de controlar parámetros como las calorías consumidas.

Por otro lado, podrías caer en el error de probar alguna de las dietas milagro de las que seguro has oído hablar, por lo que a continuación te damos 8 razones por las que huir de ellas:

  • Generan estrés

    Provocan estrés, sobre todo si exigen el conteo de las calorías y son demasiado restrictivas.

  • Carencias nutricionales

    Pueden provocar carencias nutricionales al no incluir algunos alimentos que pueden ser esenciales a la hora de aportar nutrientes al organismo.

  • Efecto rebote

    Peligro de que se produzca un efecto rebote. Por lo general, cuando se pierden muchos kilos en poco tiempo se acaban recuperando una vez que vuelvas a alimentarte con normalidad.

  • No se adaptan a cada caso

    Las dietas milagros son muy generales, que no tienen en cuenta nuestras necesidades y objetivos. Está claro que no deben ser iguales para todo tipo de personas.

  • Rigidez

    Suelen ser bastante rígidas, por lo que te exigirán ser bastante metódico a la hora de cumplir con el régimen. Esto provocará que acabes con estrés.

  • Son temporales

    Se tratan de dietas temporales, que no se pueden alargar mucho en el tiempo. De ahí las mayores posibilidades de recuperar el peso perdido. Lo mejor es que te decantes por dietas constantes en el tiempo, en donde puedas ir dejando los kilos por el camino poco a poco.

  • No incluyen la práctica de deporte

    Sólo se centran en la alimentación. Es posible que tampoco se pudiese hacer mucho ejercicio si las calorías que se consumen son muy bajas. No tendríamos energías.

  • Olvídate de socializar

    Al ser tan restrictivas no podrás salir a cenar o comer con tus amigos. Tampoco resultan placenteras, así que en algún momento te pondrás de mal humor.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias