Viajes

7 países a los que sólo un loco se iría de vacaciones ahora mismo

7 países a los que sólo un loco se iría de vacaciones ahora mismo

El planeta Tierra ofrece infinitos lugares donde pegarse unas buenas vacaciones: playas paradisiacas en islas recónditas, pueblos que parecen salidos de un cuento, pasajes naturales que dejan sin respiración al verlos con tus propios ojos, ciudades con tantos monumentos como un libro de Historia del arte… Pero también hay destinos que deberías dejar para otro momento, ya que su situación actual no es la más adecuada. Conflictos bélicos, inseguridad, hermetismo… Son muchas las razones por las que no te recomendamos ir de viaje a estos 7 países peligrosos. Ni nosotros ni nuestros compañeros de Skyscanner, que son los que alertan de los peligros de estos territorios.

Siria

' وسط كل هذا الموسيقى ستسرجعك.

A post shared by • • • • (@la.rega) on

Si no estuviera sumida en una guerra civil (entre otras cosas) sería un destino ideal para los amantes de la historia antigua, las culturas ancestrales y la hospitalidad de los pueblos que viven a orillas del Mediterráneo. En Siria hay lugares tan espectaculares como la ciudad romana de Palmira, fortalezas cruzadas y ciudades como Damasco o Alepo en las que la historia lo toca todo. Desafortunadamente ahora mismo la población civil siria sufre los rigores del conflicto armado, los bombardeos y los ataques, convirtiéndose en uno de los principales países peligrosos, así que casi que mejor que te lo pienses dos veces antes de planear unas vacaciones allí.

Detroit (Estados Unidos)

Por lo general, hay varios lugares de los Estados Unidos que podrían estar en esta lista y Detroit quizás está en lo más alto. Ha sido una de las ciudades más peligrosas del país durante años. El crimen campa a sus anchas. La quema de mansiones preciosas abandonadas es algo habitual. Hay todavía muchísimos sitios que visitar en la zona como el jardín botánico Belle Isle Conservatory, pero es difícil ignorar que la ciudad es poco segura y sólo quedan las ruinas de su glorioso pasado como epicentro de la industria del motor americana.

Irán

Nadie puede dudar de la increíble belleza de un país como Irán, con una historia tan rica y diversa como sus paisajes y monumentos. Rincones como la plaza Amir Chakhmaq, ciudades como la hermosa y milenaria Isfahán o las seductoras ruinas de Persépolis son capaces de enamorar a cualquiera. El problema con Irán (a pesar de que la situación ha mejorado) son las tensiones regionales que azotan la zona. Eso sí, si te atreves a irte allí de vacaciones te toparás con la amabilidad de sus gentes, una cultura fascinante y una gastronomía deliciosa. Recuerda vestir con modestia y si eres mujer, cubrirte el pelo. Eso sí, la zona fronteriza con Afganistán mejor ni la pises, porque es territorio conflictivo…

Afganistán

Sure is great. #greatmosque

A post shared by Oliver Missen (@olivermissen) on

Vaya por delante que Afganistán es uno de los países visualmente más estimulantes y bonitos que podrías ver. Lugares como la Mezquita del Viernes de Herat son algo difícilmente olvidable. Pero por desgracia en este país pasan cosas no muy estupendas que hacen que una visita sea algo desaconsejable. Siguen sucediendo actividades insurgentes y también se producen secuestros de occidentales. Así que quizás mejor no vayas. A no ser que tengas que hacerlo…

Venezuela

Los amantes de la naturaleza y de las actividades al aire libre se enamorarán de Venezuela en cuanto pongan un pie allí y descubran las fantásticas playas y frondosas montañas del país, además de las cascadas más altas del mundo (el Salto Ángel). Aun así, si vas a explorar el país ten cuidado. Caracas, la capital, tiene la segunda tasa más alta de asesinatos del mundo y es un lugar bastante inseguro, en especial cuando cae la noche. Hay incluso controles falsos de policía.

Corea del Norte

😍😂 #kimjongun #korea

A post shared by Harshveer Suri (@harshveer_suri) on

Primero las cosas buenas de viajar a Corea del Norte. Los paisajes son preciosos y los hoteles se desvivirán para que te lo pases genial y que no te falte de nada. Todo lo que tienes que aceptar es saber que te van a observar al detalle y que se van asegurar de que no hagas nada ‘incorrecto’ según sus estándares. El país vive bajo un régimen dictatorial hermético, así que olvídate de la libertad, de viajar por libre y de ver lo que tú quieras. Sólo verás lo que te quieran enseñar, si es que te dejan entrar allí, claro…

Yemen

#Yemen #Sanna #Travel #Nunolobito #mundo #world #Viajar #Viagem #N1 #Leica #world

A post shared by Nuno Lobito 🌍📷🇵🇹 (@nunolobito) on

Viajar a Yemen es viajar a la tierra de la Reina de Saba, de leyendas y misterios, de paisajes de película y a un país con una historia riquísima. Ciudades como Sana’a (Patrimonio de la Humanidad), el Palacio de la Roca de Wadi Dhar o la preciosa isla de Socotra son reclamo suficiente para querer descubrir más sobre este rincón del mundo. Pero ten en cuenta varias cosas: las mujeres deben tener especial cuidado y vestir con modestia, los viajes por tu cuenta no son recomendables porque para visitar algunos yacimientos o monumentos hay que llevar escolta militar de vehículo con ametralladora debido al riesgo de secuestros de occidentales, hay muchísimos controles militares y zonas minadas sin señalizar.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias