No te lo vas a creer

La vuelta al mundo más picante… sin salir de la cama

La vuelta al mundo más picante… sin salir de la cama
0 Comentar

En el blog de Viajes de OK Diario os hemos contado varios métodos para que deis la vuelta al mundo si lo deseáis. Puedes hacerla por tu cuenta, buscando los vuelos más baratos, o también subirte a un crucero y dejarte llevar. Pero no es la única alternativa que existe. De hecho tenemos que desvelarte que hay una manera de dar la vuelta al mundo sin salir de casa. ¡Sin tan siquiera salir de tu propia cama! De esta forma no verás las ciudades más maravillosas ni los monumentos más espectaculares del mundo. Sin embargo, te aseguramos que pasarás un buen rato…

¿Y cómo se da la vuelta al mundo desde tu propia cama? El modo más curioso (y placentero) es poniendo en práctica las diferentes posturas sexuales bautizadas con nombres de países. Vamos, lo que viene siendo coger el Kamasutra para disfrutar de un ‘viaje’ que nunca olvidarás… Seguro que has oído alguna de franceses, cubanas y griegos en lo referente al sexo. Y hoy (por si todavía no lo sabías) por fin vas a descubrir a qué se refiere realmente. ¿Estás preparado para empezar esta peculiar vuelta al mundo? Abróchate el cinturón, ¡despegamos!

La vuelta al mundo más picante… sin salir de la cama
Francia, Italia, Suecia… Nuestra vuelta al mundo sexual visita muchos países

Escala número 1: Francia

Nuestra vuelta al mundo empieza por el país vecino. Porque hacer un francés es una de las técnicas más frecuentes en el sexo (y también una de las que más gustan, sobre todo a los hombres). Hacer un francés significa practicar sexo oral a tu pareja. En el caso de que sea un hombre el que recibe, este sexo a la francesa recibe el nombre de felación, mientras que si es la mujer se le conoce como cunnilingus. Para hacer un francés hay que utilizar los labios, la lengua y la boca en los genitales de tu acompañante. Una de las posturas favoritas por los que practican el francés es el 69, ya que de esta forma ambos miembros dan placer y lo reciben al mismo tiempo.

Escala número 2: Alemania

A los alemanes se les conoce en todo el mundo por su eficiencia. Son personas de pocos alardes, pero siempre cumplen con su cometido. Por eso la postura clásica para hacer el amor ha sido bautizada como hacer un alemán. El misionero, con la mujer tumbada bocarriba y el hombre sobre ella es una de las posturas más cómodas para practicar sexo, ya que permite un gran roce de los genitales.

Escala número 3: Italia

Italia, país famoso por la pasta, también tiene su propia postura. Cuando alguien dice que va a hacerte un italiano se está refiriendo a que va a estimular tu pene utilizando su axila. Para proporcionar sexo a la italiana únicamente has que colocar el miembro de tu chico en el sobaco y frotarlo en la cavidad ejerciendo más o menos presión con tu brazo. Eso sí, se recomienda usar lubricante para que el placer no se convierta en dolor.

La vuelta al mundo más picante… sin salir de la cama
España también forma parte de nuestra vuelta al mundo, aunque en el resto del planeta la escala sería Cuba

Escala número 4: Grecia

En la Antigua Grecia eran muy frecuentes las relaciones homosexuales, de ahí que al sexo anal se le conozca como hacer un griego. Hay diferentes posiciones para practicar sexo griego, para lo que hay que introducir el pene por la cavidad anal, pero igualmente se recomienda el uso de lubricante para llevar a cabo esta postura mayor facilidad.

Escala número 5: Reino Unido

Los habitantes de Reino Unido son ‘muy suyos’. Puede que parezcan personas serias y tranquilas, pero en el fondo esconden secretos (lo vemos cuando se desmadran al venir de vacaciones a España). Y tan especiales son que a ese juego de roles y bondage en los que entran en juego los vendajes, las esposas, los látigos y los roles de dominante y dominado se le ha llegado a llamar hacer un inglés.

La vuelta al mundo más picante… sin salir de la cama
¿Te animas a poner en práctica esta vuelta al mundo tan peculiar?

Escala número 6: Suecia

Los suecos tienen fama de ser fríos (no en vano viven en un país nórdico), pero en lo que al sexo se refiere son muy ardientes. Les gusta masturbarse en pareja, de ahí que a esta acción haya sido bautizada como hacer un sueco. El sexo sueco consiste en masturbar a tu pareja mientras ella te masturba a ti, ya sea con las manos o utilizando juguetes sexuales.

Escala número 7: Cuba (o España)

Nuestra última parada es al otro lado del charco. Llegamos a Cuba, aunque también podríamos haber terminado en España. Porque hacer una cubana es algo que sólo se dice en España. Para el resto del mundo la acción de masturbar al hombre utilizando los pechos de la mujer se le conoce como hacer una española.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias