No te lo vas a creer

¿Por qué cuesta más un billete de ida que uno de ida y vuelta?

¿Por qué cuesta más un billete de ida que uno de ida y vuelta?
El blog de Viajes de OK Diario desvela la pregunta del millón. Demostramos que es más rentable comprar un billete de ida y vuelta que uno sólo de ida.
0 Comentar

Estás en plena organización de tu viaje. Has decidido moverte por la zona norte de Europa. Quizá empezar tu viaje en Holanda, pasar por Bélgica y finalizar en Alemania. Así que te pones a buscar vuelos desde España hasta Holanda y desde Alemania hasta España para encontrar el mejor precio. Y ahí es cuando te das cuenta de algo que te parece curioso, incluso puedes pensar que se trate de un error, pero que sucede mucho más a menudo de lo que puedas pensar: comprar un billete de ida y vuelta suele ser más barato que hacerte con uno sólo de ida.

¿Y por qué pasa esto? ¿No sería más lógico que un vuelo de ida y vuelta fuera más caro, ya que incluye dos trayectos en lugar de uno? Pues nada más lejos de la realidad. Esta situación se da frecuentemente, sobre todo si el punto de partida es un aeropuerto pequeño o si la ruta es internacional. En estos casos impera más otra lógica, la empresarial. Y es que para las aerolíneas es más rentable que los pasajeros adquieran billetes de ida y vuelta. Por eso nos incentivan ofreciéndonos precios más bajos.

La venta de un billete sólo de ida supone una incertidumbre para las compañías a la hora de su organización: disponibilidad de aviones y de tripulación, planificación de futuros vuelos… Es decir, genera más inseguridad y supone más riesgos para ellas. En cambio, despachar billetes de ida y vuelta les permite conocer mejor la intención de sus clientes (saben que regresarán al punto inicial y cuándo lo harán), además de que les disuade de elegir a otra aerolínea para realizar el trayecto de vuelta.

¿Por qué cuesta más un billete de ida que uno de ida y vuelta?
A las compañías les sale menos rentable vender un billete de ida que uno de ida y vuelta.

A la hora de adquirir los billetes para un vuelo te habrás dado cuenta de que el precio de los mismos está muy relacionado con el número de restricciones. Cuanta mayor flexibilidad quiera disponer el viajero, más tendrá que rascarse el bolsillo para reservar su pasaje porque mayor incertidumbre creará en las compañías. Y en los vuelos sólo de ida las restricciones de los vuelos de ida y vuelta (estancia mínima o máxima, limitaciones de escalas…) no suelen aparecer.

También influye en el precio que el trayecto deseado sea de una ruta con poca competencia, las que están operadas por pocas aerolíneas o por una sola. Se trata de los vuelos que salen desde aeropuertos pequeños con poco tráfico y que son más susceptibles de que sus precios puedan llegar a dispararse. Pero si hay unos vuelos que son más caros eligiendo un trayecto único estos son los internacionales. De hecho hay países en los que se requiere haber comprado un vuelo de vuelta para tramitarte el visado, algo que beneficia a las aerolíneas. Además, si por cuestiones burocráticas el pasajero finalmente no puede viajar no supone ningún contratiempo para la compañía.

La teoría, a prueba

Por poner un par de ejemplos, hemos realizado una búsqueda del trayecto Madrid – Santander con la compañía Iberia con salida el 21 de abril y regreso el día 23. Eligiendo las opciones más económicas, un vuelo de ida y vuelta nos saldría por 88 euros (si nos vamos a las más caras pagaríamos 313 euros). En cambio, para un vuelo sólo de ida el día 20 de abril el precio del billete asciende a los 171 euros (264 euros el más caro).

¿Por qué cuesta más un billete de ida que uno de ida y vuelta?
Mira bien los precios antes de comprar sólo un billete de ida. ¡Puede salirte más caro!

En cuanto a vuelos internacionales, la búsqueda que hemos efectuado ha sido para el trayecto Madrid – Nueva York con la misma compañía y en las mismas fechas. En la opción de ida y vuelta más económica el precio es de 617 euros (787 euros la más cara), mientras que para un vuelo sólo de ida habría que pagar 2.088 euros (2.093 euros el billete más caro).

A pesar de todo lo que os hemos contado, la realidad es que la aparición de las aerolíneas low cost en el mercado, que ofrecen precios competitivos para trayectos individuales, ha supuesto también un cambio en estas situaciones y un claro beneficio para los viajeros. La competencia ha hecho que todas las compañías se esfuercen por ajustar al máximo sus precios, sobre todo en vuelos desde aeropuertos grandes, lo que es una gran noticia para los clientes.

Por todo esto el consejo del blog de Viajes de OK Diario es que cuando planifiques tu próximo viaje compares bien los precios y estudies si te sale más rentable comprar un vuelo de ida y vuelta aunque sólo vayas a utilizar un trayecto.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias