Viajes

Descubren el segundo mayor pozo vertical del mundo en Cantabria

Descubren el segundo mayor pozo vertical del mundo en Cantabria
0 Comentar
Cantabria se enmarca como una de las regiones más bellas de nuestro país, un territorio en el que la naturaleza rebosa por todas las esquinas. Y es por ello que de vez en cuando nos brinda algún que otro paraje digno de ver, esta vez hablamos del segundo pozo vertical más grande del mundo. 

Con una profundidad de 435 metros de longitud, esta singular apertura puede compararse ubicada en la ladera de Porracolina ha sido el descubrimiento del año. Para que puedas hacerte una idea, tal es la profundidad del pozo que puede supera con creces la altura de la propia Torre Eiffel. 

Caída libre hacia el abismo

Descubierto por dos espeleólogos cantabros (Adrián Fernández y Luisiano Sedano) junto al Club Cántabro de Exploraciones Subterráneas, este impresionante cráter se ha convertido en el tema más popular del Centro Cultural La Vidriera de Camargo. Un descubrimiento que ha arrebatado el lugar el primer lugar al Pozo de los Pasiegos (Torca de Tejón), que con una altura de 346 metros de profundidad tendrá que conformarse con un segundo puesto.

Descubren el segundo mayor pozo vertical del mundo en Cantabria
EL pozo visto desde arriba

La primera exploración del terreno tuvo lugar la pasada primavera, pero no fue hasta verano cuando fueron ampliando una pequeña boca a las profundidades por la que transitaba una pequeña bocanada de aire. Un detalle por el que descubrieron que allí abajo había una gigantesca cavidad.

Una excavación complicada

Cabe destacar que las labores de excavación de este pozo han sido más complicadas de los que parecían en un principio, ya que el grupo de exploradores necesitaron hasta cuatro días para poder instalar los anclajes necesarios. Una ruta peligrosa en la que por suerte no hubo ningún accidente pero que denotaba ciertas dosis de valentía.

Descubren el segundo mayor pozo vertical del mundo en Cantabria
Espeleólogo bajando a las profundidades

Pero parece que el riesgo ha merecido la pena, porque gracias a estos intrépidos espeleólogos se ha descubierto el segundo pozo vertical más grande del mundo. Algo que ellos mismos definen como “un hallazgo impresionante“.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias