Unos abuelos en estado de embriaguez queman en el horno a su nieto de dos años

Estos hechos han conmocionado al mundo entero. Una pareja de 20 y 25 años dejó a su hijo con los abuelos antes de ir a trabajar, nunca volvieron a verlo.

Unos abuelos en estado de embriaguez queman en el horno a su nieto de dos años
Unos abuelos en estado de embriaguez queman en el horno a su nieto de dos años

Estos hechos han conmocionado al mundo entero. Una pareja de 20 y 25 años dejó a su hijo con los abuelos antes de ir a trabajar. Necesitaban ahorrar para poder darle lo mejor a su hijo de 2 años, llamado Dima. Pensaron que la mejor forma de mantener al niño en perfectas condiciones sería con sus padres. Esos abuelos que ayudan a sus hijos a tener un futuro mejor convirtieron, lo que parecía una buena idea, en una pesadilla. Este niño de 2 años que acabó muriendo de la forma más cruel posible.

Detienen a los abuelos acusados de la muerte de su nieto de dos años

El ser humano es capaz de sorprender de la peor forma posible, buscando un lado oscuro que rara vez se puede entender, es el caso de unos hechos que demuestran que la crueldad no tiene límites, ni entiende de vínculos familiares. Dima era un niño de dos años que vivía feliz con sus padres, quienes pensando en un futuro mejor para él lo dejaron con los abuelos. Eran un matrimonio joven, de apenas 50 años de edad, en plenas facultades, por lo que los padres de poco más de 20 años pensaron que el pequeño estaría bien cuidado. Nada haría presagiar el terrible final de este pequeño.

La policía fue la que dio la terrible noticia que acabó con el futuro o las esperanzas de volver a ver a Dima en su casa. Una pareja de 52 y 48 años de edad había sido detenida en Kemerovo (Rusia), acusados del asesinato de su propio nieto. La prensa local ha informado de los hechos que rápidamente se han convertido en virales, nadie puede entender el terrible final que Dima, un bebé de 2 años tuvo a manos de quienes debían protegerle.

Dima empezó a llorar como todo bebé al estar lejos de sus padres, en busca de atención. Al parecer los abuelos del niño se encontraban en estado de embriaguez, después de haber consumido una buena cantidad de bebidas alcohólicas de alta graduación. Irritados por los lloros y chillidos de Dima lo estrangularon para después quemarlo en el horno, según apuntan las primeras investigaciones.

Los restos del bebé se quemaron en el horno para poder enterrarlo en el jardín con mayor facilidad. Un destino cruel para un niño que no había hecho nada más que ser un niño, para acabar de esta forma en manos de sus abuelos. Los padres Maria y Dmitry Shcherbakovy fueron a recoger a su pequeño, pero solo encontraron la ropa, no había ni rastro de Dima. Rápidamente denunciaron su desaparición.

Encontraron los restos del niño aparecieron enterrados bajo la nieve. A menos 20 grados bajo cero, el cuerpo del niño que había sido asesinado y quemado en el horno apareció, conmocionando a toda la población. Se investiga el caso, uno de los más crueles jamás visto a unos días de Navidad. Un frío invierno que ha dejado ver un episodio dantesco. Pensar en los últimos minutos de vida de Dima, a manos de sus abuelos, imaginarse a una persona tan cruel que decide quemar a su propio nieto en el horno, parece una pesadilla, pero por desgracia, fue real.

Lo último en Trending Topic

Últimas noticias