Redes sociales

La increíble historia viral de las gafas de Manolito dentro de una bolsa de patatas

Manolito se ha hecho famoso en las redes sociales, aunque nadie le ha visto la cara nunca. Es el desconocido al que pertenecen unas gafas

La increíble historia viral de las gafas de Manolito dentro de una bolsa de patatas
La increíble historia viral de las gafas de Manolito dentro de una bolsa de patatas

Manolito se ha hecho famoso en las redes sociales, aunque nadie le ha visto la cara nunca. Es el desconocido al que pertenecen unas gafas que han aparecido dentro de una bolsa de patatas fritas. Una empresa de patatas y una youtuber han salido a la palestra ante una campaña viral que promociona las patatas de forma ‘accidental’. La joven que se encontró unas gafas dentro de un paquete de patatas fritas lo compartió en las redes sociales. Su publicación se hizo viral y lanzó a la fama a unas patatas fritas andaluzas.

Las gafas de Manolito dentro de una bolsa de patatas son la historia viral del momento

Esta historia ha protagonizado los virales de esta semana. Una chica que se encuentra con unas gafas dentro de una bolsa de patatas fritas. Comparte la bolsa, cerrada y empaquetada que compró su madre en un super del que casualmente no se da nombre, ni se adjunta el tiquet. Ni el personal de la fábrica de patatas, ni el transportista, ni las personas que trabajan en el supermercado se dieron cuenta de nada.

Solo una joven activa en las redes sociales descubrió las gafas dentro de las patatas fritas. A partir de este descubrimiento empezó a triunfar en redes y en las televisiones locales. La empresa respondió a su mensaje y explicó que las gafas eran de un tal Manolito que no ve ni papa, desde que las perdió y no se dio cuento. Mucha falta supongo que no le harían las gafas a Manolito, salió de la fábrica y condujo hacia su casa con total normalidad, poco a poco para evitar cualquier contratiempo.

El mensaje de Paula, la joven que encontró las gafas consiguió más de 5.000 retweets y superando los 41.000 ‘me gusta’. Un récord que se vio sobrepasado por la publicación de la marca de patatas que responde con una cierta ironía: “¡Hola! Antes que nada, te pedimos disculpas. Nuestras patatas fritas están tan ricas ¡porque tienen duende!Cara amb llengua que pica l’ullet Las gafas son de Manolito, te intentaremos mandar una foto suya y una caja de nuestros productos. Sin sus gafas no ve nada, pero tú disfrutarás de nuestras patatas.”

Sea verdad o una espectacular campaña de publicidad que pone en riesgo el buen nombre de la marca de patatas en unos días se sabrá. Los mensajes que critican esos controles de calidad insuficientes para una empresa alimentaria pueden acabar consiguiendo el final que algunos esperan. El de una gran campaña de marketing con algunos riesgos y muchos beneficios.

Lo último en Trending Topic

Últimas noticias