Antena 3

‘La Voz’: Andrés Martín y el triunfo de la música callejera

andrés-martín-la-voz-ganador
Andrés Martín ganó 'La Voz' de Antena 3

El madrileño era el máximo favorito para ganar 'La Voz' desde que saltó al escenario junto a Miriam Rodríguez

María Espinosa, fue la segunda opción del público dejando al tenor, Ángel Cortés y Javi Moya tercer y cuarto clasificado

Llegó el final de ‘La Voz’, una final esperada desde hace tres meses. Antena 3 renovó el formato en algunos aspectos, aunque en la final de ayer vimos imágenes ya conocidas que nos resultaron familiares como la presencia de artistas internacionales, la duración de la final -3 horas- o la cantidad desmesurada de cortes publicitarios.

Comentarios a un lado, ayer en ‘La Voz’ ganó la música. Cuatro finalistas ilusionados con un premio e ilusionados con empezar una carrera musical. Siendo realistas, recordamos pocos concursantes de ‘La Voz’ que hayan triunfado en la música de nuestro país, así que les espera un trabajo duro. Otra cosa diferente es que la música se apoderó de Antena 3 y los espectadores pudimos disfrutar de un buen espectáculo que encumbró al artista deseado. Deseado desde el inicio y merecido.

La historia de Andrés Martín es la historia soñada por muchos, casi de película. Sufrió acoso desde pequeño y la música le salvó de caer a un pozo sin fondo. Cuando llegó a ‘La Voz’, su voz fue lo primero que escucharon y su historia hizo el resto para saber que era un firme candidato para ganar esta edición en Antena 3. Pablo López lo voy, voy la magia y sobre todo la pasión por la música, la misma que el malagueño muestra en cada una de sus intervenciones. Tal para cual.

Martín cumplió ayer su sueño junto a Pablo López, posiblemente el mejor coach de la edición. Además, resulta curioso que rodeado de tanta estrella invitada como Alejandro Sanz, Juanes, Melendi o los propios coaches, ganase Andrés Martín un músico callejero que se ha ganado la vida durante mucho tiempo tocando en la línea 10 de Metro.

A Andrés le va a costar volver al metro, más que nada porque a partir de ahora va a ser muy conocido, por lo menos durante un tiempo, aunque siempre estará la calle para volver a sacar todo su arte. 

El resto de finalistas ya lo imaginaban, aunque había una esperanza en María Espinosa, segunda clasificada. Espinosa tiene garra, tiene tablas, pero su voz es demasiado reconocible para el espectador, demasiado parecida a otros que ya hemos escuchado. Eso fue lo mejor de ‘La Voz’ que, a pesar de merecerse ganar cualquiera de los cuatro finalistas, los espectadores dieron su apoyo a la voz menos habitual y a la historia más especial del programa.

Lo último en Televisión

Últimas noticias