Todo en Risto es mentira: intenta defender a su jefe Iglesias y la vuelve a pifiar

Risto Mejide
Risto Mejide con sus colaboradores del programa 'Todo es mentira'.

Risto Mejide se ha puesto este miércoles a las órdenes de su jefe, Pablo Iglesias, y ha intentado desacreditar la exclusiva publicada por OKDIARIO, según la cual la mansión de los líderes de Podemos en Galapagar es ilegal, porque fue construida en 2002 sobre los terrenos de un parque natural protegido.

Intentado salvar del fracaso a su programa "Todo es mentira", que se arrastra por la parrilla de Cuatro con una ridícula cuota de pantalla del 2,4%, Mejide se ha mostrado como un hooligan de Podemos y ha intentado defender la legalidad del casoplón con piscina protegido durante las 24 horas del día por la Guardia Civil.

Los colaboradores del publicista en su programa de Cuatro han echado mano de un humor burdo de brocha gorda para intentar descalificar la noticia de OKDIARIO, acusando a este periódico de manipular los mapas del planeamiento urbanístico de Galapagar.

Una "portavoz" del Ayuntamiento se ha prestado también para montar el espectáculo de descalificaciones contra OKDIARIO. Este periódico ya informó de que la casita de invitados del chalé de Iglesias y Montero es ilegal, pues fue instalada en su día sin solicitar ningún tipo de licencia e incumpliendo los retranqueos previstos en la zona. Pablo Iglesias ha convertido esta casita ilegal en un gimnasio para ponerse en forma.

Pero OKDIARIO desvelaba este miércoles que toda la mansión de La Navata es ilegal, pues se alza en los terrenos del Parque Regional de la Cuenca Media del Guadarrama, que goza de la máxima protección urbanística. Pablo Iglesias e Irene Montero  escrituraron la compra del chalé por un precio de 615.000 euros.

Para pagar la compra de su mansión, abonan cuotas mensuales de 1.600 euros al mes por la hipoteca que les concedió la Caja de Ingenieros, la entidad financiera que gestionaba la denominada Caja de Solidaridad de los golpistas de la Generalitat. La mansión de Pablo Iglesias e Irene Montero se alza sobre una parcela de 2.500 metros cuadrados, y tiene una superficie construida de 300 metros cuadrados, con una piscina en forma de lago artificial que parece más propia de un resort del Caribe.

Lo último en Televisión