RTVE

‘MasterChef 7’: Amago de abandono, ausencias y una expulsión cantada desde el inicio

Alicia se convirtió en la tercera expulsada del programa tras una noche desastrosa para ella

marcos-jordi-masterchef-7
Marcos tuvo una crisis en 'MasterChef 7'

Tercera semana de concurso en ‘MasterCehf 7’, y la dinámica del programa va cogiendo forma. El formato no ha cambiado demasiado con la marcha de Eva González, pero ha ganado en sorpresa con cada emisión desde el inicio. En sus más de dos horas largas de duración, los espectadores, amantes de la cocina y del espectáculo televisivo, vivieron  otra noche de infarto en las cocinas de La 1.

Alicia fue la sacrificada del programa, en una eliminación que estaba cantada desde el inicio. Su tres pruebas fueron desastrosas, y ya en la primera prueba fue propuesta directamente, junto a Laly, para la eliminación. Mucho tenía que cambiar la cosa para que Alicia no se convirtiera en la tercera expulsada del programa, y la cosa no cambió, fue a peor.

En el exterior fue de nuevo la peor, sobrepasada por la presión de ser capitana, y en la eliminación no consiguió convencer al exquisito jurado con ninguno de sus platos. Pero como decimos, las dos horas largas de ‘MasterChef 7’ dan para mucho.

Marcos sufrió un ataque de ansiedad en la prueba final, al verse con un pie fuera por no saber freír unas alitas o aliñar adecuadamente una ensalada. La presión de verse cocinar contra Aleix u Osiris lo puso al borde del abismo. Un abismo que Jordi supo aplacar, y como buen padre, animó a su pupilo, y a grito de "Sí Chef", Marcos se sobrepuso y logró vencer a Alicia en la prueba de eliminación. Ni que decir queda que Alicia ya estaba condenada al tenerse que enfrentara a Osiris, Aleix y Marcos, tres de los concursantes que más juego pueden dar esta edición.

La incógnita de la semana vino con la ausencia de Aitana en la prueba de exteriores. Un problema familiar la apartó de la grabación, y por suerte, Josecho la eligió en su equipo, lo que hizo que Aitana se salvara sin cocinar un plato ayer en ‘MasterChef 7’.

Josecho es otra de las sensaciones del programa. Un hombre mayor pasado de vueltas, que ya ha vivido lo que tenía que vivir y que parece tomarse el programa como hobby. Nada más lejos de la realidad. Josecho tiene carisma, tiene chispa, y encima cocina bien. A Pepe ya lo tiene ganado, y a Jordi le falta poco.

Como curiosidad de este último programa, Samantha se enfundó por primera vez en la historia del programa el delantal blanco para cocinar en la prueba de eliminación. Lo suyo no son los fogones, porque se dedica a otras cosas lejos de la cocina, pero sacó adelante la prueba muy honrosamente. Estaba claro que sus compañeros, chefs profesionales no se lo iban a poner muy difícil, y aceptaron todos sus platos sin rechistar.

Lo último en Televisión

Últimas noticias