La 1

El caos se adueña de las cocinas de ‘MasterChef 7’

La prueba de exteriores fue un caos, y el equipo rojo no entregó ningún plato a los 150 comensales que esperaban comer en Peñíscola

MasterChef 7
Sara y Laly lucharon por la salvación en 'MasterChef 7'

Ha comenzado con fuerza ‘MasterChef 7‘. Ya en el segundo programa de ayer noche vimos un poco de todo, y hasta un acontecimiento histórico que jamás había pasado en las seis ediciones anteriores. Primero los concursantes se enfrentaron al temido croquembouche, y la mayoría naufragaron en su elaboración como ya ocurriese en las otras ediciones.

Solo Osiris fue capaz de crear esta tarta francesa de manera perfecta, o por lo menos que se pareciera. Esto colocó al aspirante inmediatamente como uno de los favoritos del programa. Mientras Osiris creaba la mejor croquembouche de un aspirante en el programa, Aleix y Alicia se olvidaron de la harina, sembrando el caos en las cocinas.

Lo peor vino en los exteriores. Imagine que van a comer a un restaurante de éxito donde los menús se presuponen de mucha calidad, y que a la hora de comer no te sacan ni el segundo ni el postre, incluso en vez del postre te sacan una mandarina. Pues esto ocurrió ayer en el mejor programa de cocina de la televisión. El equipo rojo hizo algo que nadie en ‘MasterChef’ había logrado: dejar sin comer a 150 comensales. Jordi no tuvo palabras para ellos, solo les entregó el delantal negro y a expulsión.

La prueba final también tuvo lo suyo. Carlos mostró su cara más estratega y cambio a Marcos por Osiris en la eliminación, condenando al favorito a ponerse de nuevo el delantal negro para cocinar croquetas. Y Osiris fue otra vez el mejor, y aseguró haber apuntado la matrícula de Carlos para devolvérsela en ‘MasterChef 7’.

Con las croquetas, Sara se ahogo, y en vez de presentar tres tipos de croquetas diferentes, con un emplatado de nivel, preparó una ración insípida de la de la receta que la condenó a la expulsión. Estuvo muy cerca de salir Laly, le salvó que su compañera lo hizo rematadamente mal.

Sara dejó todo para centrarse en el programa, y solo ha durado dos semanas, así que no será muy difícil volver a su vida anterior.

Lo último en Televisión

Últimas noticias