First Dates

First Dates: Emos, chistes macabros y chupitos de lejía

first-dates-emo
No habrá segunda cita en 'First Dates'
Comentar

Después de cruzar la barrera de los 700 programas, ‘First Dates’ ha tenido hoy un gran programa que ha animado mucho a los espectadores y a los internautas de Twitter, que suelen seguir el programa con bastante ojo crítico y que sacan punta a todo lo que pasa dentro de las cuatro paredes del restaurante de Carlos Sobera.

Esta noche ha sido Sergio, un estudiante madrileño de informática, el que ha copado todas las miradas y los comentarios en la red social. Nada más llegar se definía como emo-punk, y su pelo así lo certificaba, pero lo primero que ha pedido a Matías es un chupito de lejía. Matías no daba crédito a lo que escuchaba y ni sabía si reír o directamente marcharse.

Pero la cena ha comenzado y no ha tenido desperdicio. Sergio ha recibido a Marta, otra estudiante, esta vez de Bellas Artes, que también iba para conocer el amor hasta ‘First Dates’. Y el chico no ha parado de tener un sentido del humor algo macabro, “es buen barrio, solo esnifamos tiza” se refería a su barrio de Vallecas. Y así ha continuado toda la velada.

El propio Sergio seguía confesando su historia con el amor, donde aseguraba que ninguna novia le había durado más de una semana. Pero Marta ya tenía experiencia en el programa, y confesó a Sergio que en su primera cita en ‘First Dates’ “le pusieron un emito”, mientras Sergio la miraba pensativo.

En la decisión final, los chistes macabros, ni las experiencias amorosas, sirvieron para que Marta diera segunda oportunidad a Sergio, refiriéndose a que el futuro no lo veía muy prometedor junto al vallecano.

Últimas noticias