Supervivientes 2018

Supervivientes 2018: La mesa de las tentaciones deja calva a María Jesús por tres pollos asados

supervivientes-maria-jesus
María Jesús se ha rapado por tres pollos y un pastel en 'Supervivientes'
Comentar

La mesa de las tentaciones ha sido un auténtico espectáculo en ‘Supervivientes’. Todos los concursantes han tenido que renunciar a algo muy preciado para conseguir alguna prenda, comida, llamada telefónica o visita, que le ayude a superar las cada vez más difíciles horas del día en la isla. Veíamos como Sergio renunciaba a hablar con su chica por no cortarse el pelo aunque el programa se apiadó del joven y al final le concedió dos minutos este jueves.

El resto de concursantes de ‘Supervivientes’ han ido pasando por la mesa de las tentaciones donde esperaba Lara Álvarez para tener, o no su recompensa. Así pues, Raquel renunció a un pollo por un dibujo de su hijo. Logan mantuvo su punto de nominación y no se llevó unas gafas de pesca para él todo el día. Romina renunció a un pastel de chocolate por seguir comiendo cocinado esta semana. Francisco se llevaba unas gafas que podrá utilizar durante esta semana dos horas al día, a cambio renunció a una ecografía de su nieto.

Hugo se llevó un buen premio, al quedarse con una pizza familiar que compartió con sus compañeros de ‘Supervivientes’ Logan y Sergio, al renunciar escuchar la opinión de su madre con el incidente de Sofía. Sofía no pudo hablar con su madre por no hacerse cargo del fuego durante un día, algo que después no le sentó muy bien porque esperaba algo de comida.

Maestro Joao ha conseguido una visita este jueves en ‘Supervivientes’ a cambio de dejar a dos de sus compañeros fuera de la prueba de recompensa. Hugo y Francisco no participarán en esta prueba.

Por último María Jesús ha tenido que renunciar a algo muy preciado, y más teniendo en cuenta que el próximo septiembre se casa. La modelo andaluza ha renunciado a su pelo por tres pollos asados, con patatas y una tarta de chocolate. La modelo fue rapada por Raquel Mosquera en directo y conseguirá, de aquí al sábado, un pollo cada día y la tarta el sábado. Un atracón de comida sin un pelo en la cabeza.

Últimas noticias