Redes sociales

FrontRow, la cámara colgante para los adictos a las redes sociales

FrontRow, la cámara colgante para los adictos a las redes sociales
La cámara FrontRow te permite realizar emisiones en directo en YouTube, Facebook o Twitter sin tener que llevar tu smartphone en la mano
0 Comentar

Seguramente te has fijado que cada vez es más habitual ver gente documentando “todo” con su smartphone: haciendo fotos o grabando vídeos para después compartirlos en mensajes, en redes sociales o, por el mero hecho de recogerlo y almacenarlo. Pues bien, esta tendencia ha llegado a un extremo (sobre todo entre algunos jóvenes y adolescentes) que empiezan a desarrollarse accesorios para ir todo el día grabando o haciendo fotos. Primero han sido las Snap Spectacles y ahora llega este FrontRow, una cámara en forma de colgante que cuesta nada menos que 400 dólares para que puedas grabar y hacer fotos de todo lo que desees sin dejar de mirar el smartphone y con el que puedes además hacer streaming en directo en redes como YouTube, Facebook o Twitter: es decir el dispositivo perfecto para estrellas de YouTube o jóvenes con necesidad de atención.  Camara POV FrontRow

El dispositivo tiene forma circular y se coloca como un colgante sin que vaya expresamente sujeto o estabilizado, lo que deja ciertas dudas sobre la estabilidad del vídeo que puedes grabar. En el sitio web del producto no hay ningún ejemplo de vídeo grabados con el FrontRow, de manera que es difícil juzgar, pero todo indica que no será muy adecuado para grabar cuando practicas deportes. En cualquier caso, se desacopla del cordón que lleva para colgarlo con un sistema magnético para que puedas cogerlo en la mano como cualquier cámara y conseguir más estabilidad, aunque si haces esto ya no tiene mucho sentido ya que es lo mismo que podrías hacer con tu smartphone.

El FrontRow tiene una pantalla circular de dos pulgadas con resolución de 640 x 572 píxeles que es además táctil para manejar las distintas funciones. Lleva dos cámaras: una principal de 8 MP con estabilizador óptico, lentes con apertura F/2.2, 148 grados de ángulo de visión (de manera que es muy angular como en una GoPro) y la resolución máxima en vídeo es Full HD, y aunque se menciona un 2,7K no está claro si es para vídeo o fotos. La cámara posterior tiene 5 MP con lente más telefoto (85 grados de ángulo de visión) y puede grabar también en Full HD. Tiene conexión WiFi y Bluetooth, 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, y la batería consigue una autonomía de 50 horas en reposo y entre una hora y media y dos horas de streaming o grabación.

Camara POV FrontRow

Además de emitir en directo o hacer fotos y grabar cuando lo desees, tiene un modo desatendido que toma imágenes cada cierto tiempo para ir documentando tu actividad a lo largo del día y disponer de un “timelapse” en el que después puedes elegir lo que desees compartir. Este modo, sin duda es el más problemático porque significa que quien lleva el aparato es una cámara andante, lo que puede tener sus implicaciones en lo que respecta a la privacidad (aunque no es muy distinto de ir grabando con tu smartphone o tomando fotos con las Spectacles de Snapchat).

Camara POV FrontRow

En cualquier caso, con un precio de 400 dólares, que es más o menos el de un buen smartphone de gama media, ciertamente no parece que muchos se vayan a dejar seducir por un complemento con una utilidad reducida y que deja muchas dudas en cuanto a la calidad que puedes obtener, sobre todo por la estabilidad del sistema de sujección, y que no hace nada que no puedas hacer con una funda para colgar tu smartphone (o más sencillo aún, simplemente sujetándolo y grabando tus vídeos del modo normal).

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias