Móviles

Apple fabricará sus propias pantallas OLED para el iPhone

iPhone 8
El diseñador Martin Hajek ha publicado algunas de las más espectaculares recreaciones que hemos visto de los iPhone de Apple
Comentar

Apple es una empresa a la que no le gusta dejar ningún elemento al azar y menos poner en riesgo la producción de su producto más vendido y rentable: el iPhone. Y cómo sabes, la compañía de TIm Cook ha cerrado un contrato con su gran rival Samsung para fabricar nada menos que 70 millones de pantallas OLED para su iPhone 8. Pues bien, las últimas noticias que vienen de la cadena de suministros de Apple aseguran que la compañía está invirtiendo en maquinaria y factorías para producir sus propias pantallas OLED, y así al menos tener una forma de contrarrestar un posible problema de suministro de pantallas para sus móviles que se dice adoptarán todos esta tecnología OLED en 2018.

Según el diario taiwanés Digitimes, Apple ha adquirido maquinaria de deposición química de vapor o (CVD) de la compañía coreana Sunic System para poner en marcha una planta de fabricación de pantallas OLED de generación 2,5 en Taiwán. Esta adquisición no sólo le permitirá asegurar la producción, sino desarrollar tecnologías o productos diferenciados de sus competidores, lo que indica que Apple confía en poder introducir mejoras frente a compañías como Samsung que llevan ya años desarrollando pantallas OLED para sus smartphones.

iPhone 8

Según el diario taiwanés, Sunic System es competencia directa de Canon Kokki, el líder en maquinaria para deposición química de vapor y suministra prácticamente toda su producción a Samsung, que ya ha adquirido 5 equipos de fabricación de este tipo en 2017 y que se espera adquiera otros 10 en 2018. Otro de los competidores en liza es LG, que también ha adquirido este tipo de máquinas a Canon Kokki y ya está suministrando pantallas OLED a compañías como Xiaomi o Google, aunque se indica que LG todavía no ha sido validado por Apple como suministrador.

iPhone 8

El asunto como ves se encuentra en que Apple, dado el gran volumen de teléfonos iguales que vende necesita elegir con mucho cuidado sus suministradores para no encontrarse preso de ninguno de ellos, al tiempo que tiene que buscar modos de diferenciar o mejorar elementos clave de sus productos, como ha hecho con sus procesadores Ax o como se espera que haga con los lectores de huella, que es la propia Apple quien desarrolla y fabrica. Así, es lógico que Apple quiera al menos investigar la posibilidad de desarrollar pantallas mejores que la competencia o al menos asegurarse de que se fabrican bajo su supervisión y a su medida.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias