Gadgets

Suecia inaugura el museo de los fracasos tecnológicos

Suecia inaugura el museo de los fracasos tecnológicos
Algunas de las mejores tecnologías fallidas se dan cita en el Museo de los Fracasos en la ciudad Sueca de Helsingborg
0 Comentar

“Errare humanum est”, equivocarse es humano, y en el mundo de la tecnología, por cada producto que tiene éxito, decenas son un fracaso. Pues bien, para rendir homenaje a los más llamativos fracasos de la tecnología, la ciudad Sueca de Helsingborg ha inaugurado el primer Museo de los Fracasos, en el que se muestran inventos, tecnologías y objetos que quisieron ser innovadores pero han sido un sonado fiasco. El museo incluye 51 productos que han sido cuidadosamente seleccionados por Samuel West, un psicólogo de 43 años que los ha reunido de modo altruista para mostrarlos al mundo; pero no como ejemplos negativos sino como representantes del espíritu atrevido e innovador de la humanidad. Entre los ejemplos de grandes fracasos hay dispositivos como el Newton de Apple, que fue un estrepitoso fracaso, pero que puede considerarse uno de los precursores de los actuales smartphones.

El impulsor del Museo de los Fracasos, como explica en una entrevista a The Verge, asegura que su deseo es que podamos aprender de estos fracasos: “sabemos que el 80 o el 90 por ciento de los proyectos de innovación fracasan y nunca lees sobre ellos, y si hay algo que podemos hacer con estos fracasos es aprender de ellos”.

Algunos de los productos u objetos incluidos en este museo son intentos de evolucionar o diversificar los que ya existen, como la “Pepsi Cristal” o Crystal Pepsi (una versión transparente e incolora de la bebida de cola), o los discos DivX, un tipo de DVD de usar y tirar en el que la película almacenada sólo podía verse durante 48 horas tras comenzar a verse (es decir una especie de cruce entre un alquiler y una compra de una película).

Otros dispositivos puramente de tecnología interesantes incluidos en el museo son el TwitterPeek, un dispositivo de 200 dólares que sólo servía para usar Twitter (no tenía correo, ni navegador, ni teléfono) y se presentó en 2009 cuando ya teníamos smartphones. Igualmente, en el museo se incluyen las Google Glass (que Google ofrece todavía para usos profesionales), el Nokia N-Gage (el teléfono con forma de consola portátil que Nokia presentó en 2003), el sistema Windows 8, la consola de juegos Pipin de Apple, o incluso el más reciente smartphone de Amazon, el Fire Phone, lanzado en 2014 y que acabó vendiéndose por debajo de su coste.

Museo de los fracasos

En la página del propio museo puedes encontrar enlaces a muchos reportajes en vídeo en los que ver algunas de las piezas mostradas con los comentarios de su responsable.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias