Innovación

MasterCard quiere que pagues con un “selfie”

Selfie Pay 2
0 Comentar

Si eres de los que piensa que la moda de los “selfies” es banal y narcisista quizá es el momento de que cambies de opinión, porque los expertos en seguridad de MasterCard han encontrado al menos una utilidad verdaderamente interesante para los autorretratos. Se trata de la verificación de la identidad para los pagos que usa una foto del rostro del usuario que deberá hacerse con su smartphone cuando vaya a procesar, por ejemplo, una compra en Internet y que ya se está probando en algunos países.

El sistema sirve como doble verificación y no como sistema único para comprar (así que todavía no podrás decir que algo te ha salido “por la cara”) de manera que deberás seguir aportando los datos de tu tarjeta, pero a la hora de aceptar la transacción, el sistema que te exigirá que te hagas un selfie (o más bien un pequeño vídeo) en el que además deberás parpadear en el momento que te lo solicite para probar que no eres una foto estática. Según MasterCard, el sistema es inteligente y es capaz de distinguir a una persona real de un vídeo que podría usarse para tratar de engañar al sistema.

Selfie Pay 3

Además, MasterCard asegura que este sistema no se usará siempre, sino sólo en determinadas situaciones en las que se necesite una verificación extra. La compañía explica que muchos de los factores que se tienen en cuenta son la ubicación, la hora o dónde se solicita que se envíe la mercancía que se adquiere. De este modo, el sistema es capaz de reconocer si se trata de una transacción fuera de los patrones habituales del usuario, en cuyo caso exige más información.
Selfie Pay 1 Según MasterCard, el selfie no es la única medida que se está probando como verificación sino que se están estudiando otras como la huella dactilar (como la que usan sistemas como Apple Pay o Samsung Pay) e incluso medidas menos comunes como un sensor que mide los latidos del corazón para establecer si se corresponde con el del usuario. Otros sistemas habituales son el escáner de Iris que usan móviles como los Lumia 950 o los escáneres de venas que emplean ordenadores de fabricantes como Fujitsu que también los está instalando en sistemas como cajeros automáticos que no necesitan tarjeta. MasterCard afirma que ha empezado ha hacer pruebas de lectura de los latidos con dispositivos como las pulseras Nymi que permiten ser empleadas para autenticar el acceso a todo tipo de dispositivos.

La ventaja del reconocimiento de los latidos del corazón se encuentra que no necesita que el usuario haga nada, como posar el dedo en un lector o sacarse una foto sino que puede funcionar en segundo plano, lo que resulta más cómodo. Sin embargo, dado que requiere que todo el mundo cuente con una pulsera o sistema similar, MasterCard asegura que lo primero que vamos a ver en el mercado es este Selfie Pay.

Últimas noticias