Aplicaciones

Una app de citas lleva a un joven a ser considerado agresor sexual

Una app de citas lleva a un joven a ser considerado agresor sexual
agresor-app
0 Comentar

Cada vez son más las personas que, por timidez o porque su agenda les impide salir todo lo que les gustaría, apuestan por las apps para ligar. Así, a través de las mismas no sólo consiguen conocer a gente, entre las que en muchos casos se encuentra su media naranja, sino que también logran disfrutar de relaciones sexuales.

agresor-general

Sin embargo, hay que tener mucho cuidado no ya con estas aplicaciones sino con los usuarios de las mismas y sus mentiras. Y si no que se lo digan a un joven estadounidense que, tras utilizar una, ahora está considerado como agresor sexual.

¿Qué ha pasado?

agresor-2

Lo que ha sucedido es que un joven de 19 años de edad llamado Zach Anderson está señalado como agresor sexual de menores. Lo está después de que, a través de una app de citas (Hot Or Not), tuviera relaciones íntimas con una chica.

El problema radica en que para usar la mencionada aplicación se requiere ser mayor de 16 años, edad de consentimiento sexual en su ciudad. Sin embargo, la muchacha manifestó tener 17 cuando en realidad sólo cuenta con 14. Una circunstancia que es la que ha llevado a que el chico haya sido detenido, encarcelado durante mes y medio y a que ahora esté haciéndole frente a una firme sentencia que le declara culpable.

En concreto, el juez le ha establecido cinco años de libertad condicional, durante los cuales tiene prohibido además usar ordenadores y smartphones e incluso conectarse a Internet. Una circunstancia esta que le ha supuesto un fuerte varapalo, fundamentalmente porque su objetivo era estudiar informática.

Origen de los hechos

agresor-1

Como hemos mencionado, Zach hizo uso de la aplicación de encuentros y allí conoció a la chica, con la que el pasado 19 de diciembre tuvo relaciones sexuales consentidas, creyendo que tenía más de 16 años.

El problema dio comienzo cuando la joven, que cuenta con problemas de epilepsia, tardó en llegar a su casa y la madre, preocupada, decidió llamar a la policía que se personó rápidamente en la vivienda. Aún estaban los agentes en la misma cuando la menor apareció y, tras ser sometida a un interrogatorio, desveló lo que había sucedido.

Una declaración de la que rápidamente informó al chico, mediante un mensaje en el que le desvelaba que tenían un problema porque era menor. El joven conmocionado por la situación se vio obligado a entregarse a las autoridades y hacerle frente incluso al encarcelamiento durante unos noventa días.

La chica, en su declaración ante el juez, no dudó ni en segundo en reconocer que había mentido a Zach sobre su edad y que nadie sabía que lo hacía para poder hacer uso de la mencionada Hot Or Not. Sin embargo, ni esa manifestación ni su deseo de que se archivara el caso han sido oídos por la autoridad judicial.

En concreto, tal y como hemos señalado anteriormente, el chico ahora hace frente a una sentencia que, sin lugar a dudas, le ha arruinado el futuro profesional que se había imaginado así como, por supuesto, su imagen.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias