Las víctimas de la presunta violación por 2 policías de Estepona denuncian amenazas de los agentes

Violación Estepona
Sede de la Policía Local de Estepona. (Foto: EFE)
Comentar

Los investigadores de la Policía Nacional tienen previsto la mañana de este miércoles pasar a disposición judicial a los dos agentes locales de Estepona acusados de agresión sexual, prevaricación, amenazas y un delito contra la salud pública.

La investigación arrancó el domingo, 10 de junio, cuando a primera hora de la mañana una joven madrileña presentó una denuncia por violación contra los dos funcionarios. La víctima estaba tan afectada que la psicóloga de la Policía Nacional que la atendió necesitó doce horas de tratamiento para desbloquear el estado de shock de la joven y que ésta comenzara a narrar los hechos.

Bien entrada la tarde del domingo, la chica comenzó su relato. Ella, junto a una amiga y el novio de ésta, pasaban unos días de descanso tras los exámenes de selectividad en el apartamento que tiene su familia en Estepona, y cuando regresaban a la vivienda, sobre las 5:30 de la madrugada, después de una celebración con sus amigos, una pareja de policías locales les dio el alto.

Según el relato de la víctima, de la amiga que la acompañaba y del novio de ésta, el chico admitió a los agentes que había tomado una copa y estos les ordenaron que bajaran del vehículo. “Ya desde ese momento centraron toda su atención en ella”, relata uno de los testigos. Los policías llamaron a un taxi para que llevara a los jóvenes a su casa, les dijeron que ellos pagarían al conductor, y les ordenaron darles sus números de teléfono y la dirección de su casa para llevarles el coche que habían intervenido.

Minutos después, los dos policías locales se presentaron en el portal del edificio, de uniforme pero en su coche particular. Según el relato de los jóvenes, los policías ordenaron a la pareja subir al apartamento para quedarse a solas con la chica, pero ante la resistencia de los chicos, finalmente les ordenaron a todos subir al apartamento.

“Como cuentes lo que ha ocurrido…”

Una vez allí, según la denuncia, los policías se quitaron el uniforme, sacaron cocaína y comenzaron a sobrepasarse con los tres jóvenes de 18 años. Una de las chicas consiguió escapar escaleras abajo, llegó hasta una cafetería cercana donde al verla tan alterada llamaron a la policía y a emergencias.

En el apartamento, las cosas iban a peor. Según los denunciantes, uno de los policías intentó agredir sexualmente a la otra chica, le arrancó la ropa y acabó encerrándola en una habitación mientras el otro agente reducía violentamente a su amigo que intentaba defenderla y le expulsaba hasta el portal.

Según la denuncia, cuando los policías locales advirtieron la llegada de la policía nacional y la ambulancia, emprendieron la huída y comenzaron a llamar por teléfono a uno de los tres jóvenes amenazándole: “Como cuentes lo que ha ocurrido tu coche, no te lo vas a encontrar en las mismas condiciones que estaba, ya nos ocuparemos nosotros mismos o unos amigos nuestros”.

Ya el lunes, tras la declaración de la víctima y de los testigos ante en sede judicial y las pruebas que aportaron como llamadas telefónicas y mensajes de WhatsApp, la juez ordenó la detención de los dos policías locales que hoy pasarán a disposición judicial.

El Ayuntamiento de Estepona confirma que ha suspendido de empleo y sueldo a los dos policías locales, pero la familia de la joven presuntamente agredida por los agentes reclama que la Policía Nacional amplíe su investigación a parte de la plantilla de agentes locales. “Actuaron creyéndose tan impunes que no podemos descartar que lo que le ha ocurrido a mi hija no le haya ocurrido antes a otras jóvenes como ella”.

Últimas noticias