Renfe achaca a un “evidente fallo” que ya investiga la colisión de los trenes

Accidente de tren en la línea 4 de Rodalíes.

La compañía ferroviaria Renfe investiga las causas del "evidente fallo" que ayer provocó la colisión frontal de dos trenes en las inmediaciones del apeadero de Castellgalí (Barcelona), provocando la muerte de una persona y un centenar de heridos, seis de ellos de gravedad.

Un portavoz de Renfe ha explicado este sábado a Efe que los técnicos de la compañía esperan que la policía científica acabe su trabajo en la zona esta mañana para iniciar ellos su investigación.

Hacia las 18.20 horas de ayer, un tren de cercanías y uno regional chocaron frontalmente en Castellgalí, entre las estaciones de Sant Vicençe Castellet y Manresa, provocando la muerte de la maquinista de uno de los trenes, una joven granadina de 26 años.

Según los últimos datos facilitados por Renfe, el balance de heridos se eleva a seis graves, hospitalizados en diferentes centros sanitarios, y a un centenar de atendidos de diversa consideración.

“Es evidente que se produjo algún fallo y ahora se ha de determinar qué es exactamente lo que pasó”, ha señalado el portavoz, que ha achacado un siniestro de estas características a “una concatenación de fallos”.

El portavoz ha querido dejar claro que es frecuente que los trenes circulen por una sola vía, ya que hay tramos en los que se ponen en dirección contraria para maniobrar o simplemente para avanzar allí donde no existe doble carril, aunque ha reconocido que ayer se produjo algún fallo que hizo que los dos trenes circularan al mismo tiempo en sentido contrario por la misma vía.

Los técnicos de Renfe deberán esta mañana iniciar los trabajos para retirar de la vía y de sus inmediaciones los dos trenes, uno de ellos de tres coches y el otro de seis, algunos de los cuales descarrilaron a consecuencia de la colisión.

La compañía calcula que la circulación por esa zona no podrá restablecerse en todo el fin de semana, y ha habilitado autocares para transportar por carretera a los pasajeros afectados por el corte.

Este servicio de autocares cubre por carretera el trayecto entre Sant Vicenç de Castellet y Manresa de la línea de cercanías R-4, y entre Sant Vicenç y Calaf de la línea R-12.

Renfe ha levantado ya su centro de asistencia a pasajeros heridos y familiares que ayer instaló en Manresa y ha habilitado otro en la estación de Francia de Barcelona para atender a los afectados, que también disponen del teléfono 900.10.10.20 para ponerse en contacto con la compañía.

Responsable de Renfe tienen previsto visitar esta mañana a los pasajeros ingresados en los hospitales.

Últimas noticias