Inundaciones en Mallorca

Cientos de voluntarios se acercan a Sant Llorenç para ayudar a limpiar las calles

Sant Llorenç des Cardassar tras la riada.
Comentar

Todas las manos son pocas para limpiar Sant Llorenç des Cardassar (Mallorca) tras la trágica riada de la noche del martes al miércoles. Cientos de voluntarios, puede atestiguar OKDIARIO, se acercan a la localidad para echar una mano a los vecinos, que en no pocos casos lo han perdido todo. Otros llevan comida.

A ellos hay que sumar los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que desde este miércoles temprano trabajan sin descanso. La solidaridad de estas horas es sobrecogedora, cuando aún hay un desaparecido, concretamente un niño de cinco años, tras hallarse las víctimas undécima y duodécima, un matrimonio alemán.

Últimas noticias