El Gobierno envía a la UME a luchar contra un incendio que amenaza a Ceuta

Comentar

El Gobierno ha enviado a Ceuta 34 efectivos y 15 vehículos de la Unidad Militar de Urgencias (UME), con tres autobombas y un camión nodriza, para colaborar en las labores de extinción del fuego registrado este sábado en las inmediaciones del mirador de Isabel II.

La decisión se ha tomado tras una conversación mantenida entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, en el marco competencial de las comunidades autónomas y ciudades autónomas en la lucha contra el fuego, según indica la Presidencia del Gobierno.

No obstante, la Consejería de Gobernación del Gobierno de Ceuta ha dado por “controlado” alrededor de las 20,30 horas el incendio forestal que se ha declarado a las 14,04 horas de este sábado en la principal zona verde de la ciudad autónoma, por la que las llamas se han extendido a gran velocidad calcinando un número todavía indeterminado de hectáreas de, sobre todo, monte bajo, gracias al fuerte viento de Poniente que ha azotado durante todo el día el área del Estrecho de Gibraltar.

Fuentes del Ejecutivo autonómico han atribuido en declaraciones a Europa Press un papel “fundamental” para controlar el incendio a los medios aéreos derivados por el Ministerio de Medio Ambiente, un helicóptero y un hidroavión que se ha incorporado a las tareas de extinción a las 18,30 horas.

La Ciudad Autónoma ha movilizado a todos los efectivos disponibles del Cuerpo de Bomberos, funcionarios de vacaciones o de descanso incluidos, y de la Policía Local.

Sobre el terreno han recibido apoyo de unidades militares, otras Fuerzas de Seguridad y distintos servicios de emergencia que han tenido que desalojar a más de 500 personas de la barriada de Cabrerizas Bajas, en las que las llamas han alcanzado a tres viviendas, de un complejo de cabañas rurales y de un restaurante en el que iba a tener lugar una celebración.

Un total de 34 personas han sido trasladadas al pabellón ‘Antonio Campoamor’ después de haber sido sacadas de sus casas por la proximidad del fuego, cuya causa no se ha esclarecido. En el polideportivo están siendo atendidas por Cruz Roja, que ha establecido un dispositivo de asistencia sociosanitaria.

Decenas de voluntarios han participado en la evacuación de los más de medio millar de perros y gatos acogidos en las dependencias de la Protectora de Animales.

Temas

Últimas noticias