El ‘Rambo de Cantabria’ pretendía fugarse y volvió a su casa para coger ropa, dinero y droga

luciano simon el rambo de cantabria
Luciano José Simón, el vecino de Turieno escondido durante más de 20 horas tras huir de su casa después de disparar en varias ocasiones a los agentes durante los registros tras ser detenido. Foto: EFE
Comentar

Luciano Simón, el hombre que se atrincheró en el pueblo cántabro de Turieno y disparó contra la Guardia Civil, despiezó la escopeta que portaba en su huida para esconderla mejor y dificultar su hallazgo, según dijo él mismo a los agentes. Así lo han manifestado a Efe fuentes próximas a la investigación, que han precisado que el hombre, que permaneció 20 horas huido, tenía intención de irse de la zona, probablemente fuera de España, y quiso llegar a su casa para recoger algunos víveres, medicinas, ropa y, al parecer, droga.

Sin embargo, no consiguió su objetivo y fue arrestado por agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil, que utilizó tácticas antiterroristas (esta unidad está especializada en la lucha contra ETA y otros tipos de terrorismo) para poder capturarle después de que huyera de su casa tras mantener un tiroteo con agentes de otras unidades del cuerpo.

El detenido es plenamente consciente de lo que hizo y no se arrepiente de ello, según las fuentes consultadas. La Guardia Civil, acompañada del propio arrestado, buscó ayer la escopeta por la zona donde Simón les señaló, pero aún no ha sido hallada, por lo que esta mañana se ha reiniciado el rastreo, ya sin el detenido, que esta tarde pasará a disposición judicial.

Aunque por la zona donde vivía podía pensarse que conocía bien el monte, los investigadores creen que precisamente su punto débil era el desconocimiento de ese medio -“no era un experto”, dicen las fuentes- y con ello contaron los agentes para tenderle una trampa y detenerle.

De hecho, con técnicas antiterroristas que el GAR ha usado cuando los etarras huían al monte, le hicieron pensar que los agentes se encontraban en una zona distinta, le pusieron cebos con medios que las fuentes no desvelan y tuvieron claro que más bien pronto que tarde sería detenido, porque su tiempo de supervivencia en ese entorno que no controlaba era muy limitado .

Simón creía que podía acceder a su casa sin ser visto, pero los agentes de GAR observaron cómo se aproximaba reptando a la vivienda y sin el arma, le sorprendieron y le detuvieron sin tiempo a reaccionar.

Últimas noticias