Voll-Damm renueva la imagen de su cerveza de doble malta

Voll-Damm
Voll-Damm doble malta.
Comentar

Voll Damm, la cerveza de doble malta, renueva su imagen evocando sus orígenes pero sin alterar su inconfundible sabor.

En la Edad Media se dejaba de producir cerveza en los meses de verano. Al no existir sistemas de refrigeración, las altas temperaturas perjudicaban el proceso de fermentación y la cerveza se echaba a perder. Sin embargo, los maestros cerveceros descubrieron a finales del XIX que añadiendo más lúpulo y el doble de malta, se obtenía una cerveza con más cuerpo y resistente a los calores veraniegos.

Voll-Damm nace en 1953 recogiendo la herencia de aquellos maestros cerveceros, y elabora una cerveza de doble malta caracterizada por su sabor que le ha dado a la enseña numerosos reconocimientos a lo largo de su historia.

Ahora, la imagen de la casa cervecera cambia, evocando con su color verde aquellos primeros envases, pero sin perder la calidad y el inconfundible sabor que le dan los lúpulos amargos de diferentes variedades y la doble malta cien por cien natural. Esa personalidad –como la del actor Luis Tosar protagonista de la última campaña de Voll Damm– también se ha construido gracias a una cebada de variedades puras y unos lúpulos aromáticos que le dan esos tono cítricos en el paladar.

Además una etiqueta renovada con más información contribuye a que los amantes de la doble malta puedan empaparse con las características de la cerveza, cerveza, de gran sabor y enorme personalidad que acaban de saborear.

Últimas noticias