Almudena Martorell: “La sociedad es más rica cuando participa más gente”

Comentar

La presidenta de la Asociación A LA PAR, Almudena Martorell, ha pasado por el maratón de entrevistas para explicar la labor de integración social y laboral que llevan a cabo con personas discapacitadas mentalmente. Una fundación que puso en marcha la bisabuela de Martorell, Carmen Pardo Valcárcel, en el año 1948 y que en un principio se dedicaba a acoger a los hijos sanos de los enfermos de lepra en España, una función que acabó cuando la enfermedad se erradicó en nuestro país, y que ahora tiene otras funciones.

Una tradición familiar que continúa Almudena Martorell siguiendo los pasos de las mujeres de su familia. Desde la asociación A LA PAR luchan para que las personas con discapacidad psíquica puedan encontrar un trabajo y se integren plenamente en la sociedad. “La idea es defender sus derechos y creer que la sociedad es más rica cuanto más gente participe”, ha afirmado la presidenta.

A LA PAR recibió en 2007 un gran reconocimiento por parte de Naciones Unidas, integrando la fundación en la lista de las 85 entidades de confianza, un sello de calidad para ellos. La asociación cuenta con varios centros de empleo, unos de empleo protegido creado por la propia fundación y otros apoyados por la empresa ordinaria, algo que antes costaba mucho más. Actualmente existe una ley en España que obliga a las empresas a tener un 2% de plantilla con discapacidad, pero Martorell más que la obligación valora el efecto tan positivo que produce en la persona tener un empleo. “Les cambia la vida. Es un reforzamiento de la fe en sí mismos”, ha afirmado.

En la fundación cuenta con 150 personas con discapacidad empleadas en diferentes sectores como huertos urbanos, manipulados de golosinas o lavado de coches. Almudena Martorell dice sentirse muy afortunada al llegar a trabajar y que le digan cosas tan bonitas como “jefa, te quiero.” Actualmente desde A LA PAR están ayudando a unas 1.000 personas con discapacidad intelectual.

La presidenta de la fundación reconoce que reciben mucho apoyo de las empresas y que, aunque hace diez años los miraban “como a unos locos”, en la actualidad son ellas las que acuden a A LA PAR para captar trabajadores.

La financiación de la asociación es propia, ya que cuenta con una finca que dejó en herencia la fundadora, Carmen Pardo Valcárcel, y algunas propiedades. Además, algunos servicios están concertados con la Comunidad de Madrid, como el colegio o el centro ocupacional. “Al tener pulmón, nos podemos meter en aventuras”, ha afirmado Almudena Martorell.

Últimas noticias