El obispo de Canarias se disculpa por comparar la gala drag queen con el accidente de Spanair

drag-sethlas
Drag Sethlas en el Carnaval de Las Palmas de 2017. (Foto: EFE)

El obispo de Canarias, Francisco Cases, ha pedido públicamente perdón a las víctimas del vuelo de Spanair por haber escrito que el espectáculo que ganó la gala drag queen le había apenado más que ese accidente aéreo, unas palabras de las que se arrepiente “sinceramente”.

Cases expresó su indignación por la interpretación que convirtió a Drag Sethlas en ganador del certamen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, vestido de la Virgen y de Cristo crucificado, porque lo consideraba una grave ofensa para la fe.

El obispo quiso subrayar su queja diciendo que esa afrenta le había hecho pasar el peor día desde que está en la Diócesis y sentir más pena incluso que la que le produjo el vuelo de Spanair que se estrelló en Barajas cuando despegaba hacia Gran Canaria.

Esas palabras indignaron a la Asociación de Víctimas del Vuelo JK5022, cuya presidenta, Pilar Vera, le animó a olvidarles del todo si de verdad un espectáculo de carnaval le dolía más que 154 vidas.

En una carta difundida a todos los medios de Canarias  por su Diócesis, Cases explica que, en cuando ha comprobado el efecto de sus palabras, se ha puesto en contacto con la portavoz de las víctimas para pedirle perdón “sin excusas ni pretextos”.

Cases se disculpa públicamente por la “desafortunada comparación” que incluía ese párrafo de la carta en la que manifestaba su disgusto por el uso de imágenes religiosas en el espectáculo de la drag queen. “Me arrepiento sinceramente de haberlo escrito”, dice.

Comentar

Últimas noticias