Andreas Lubitz antes de estrellar el avión de Germanwings: “Tengo miedo, solo duermo dos horas cada noche”

Andreas Lubitz antes de estrellar el avión de Germanwings: “Tengo miedo, solo duermo dos horas cada noche”
El alemán Andreas Lubitz, responsable de estrellar deliberadamente un avión con 149 pasajeros en los Alpes franceses. (Foto: Getty)
Comentar

Sin llegar a cumplir un año desde la tragedia de Germanwings, el periódico alemán Bild ha hecho publico en exclusiva el resumen del primer informe de la fiscalía francesa que analiza el estado de salud del copiloto alemán Andreas Lubitz, que estrelló un avión con 149 personas a bordo contra los Alpes franceses.

Al parecer, el copiloto mandó a su médico un correo electrónico, 14 días antes del fatídico incidente, con el asunto “¡Tengo miedo! Duermo solamente dos horas cada noche”. En dicho email, Lubitz informaba a su médico de que había elevado la dosis de mirtazapina (un antidepresivo). “Con la dosis más alta estoy más inquieto y a veces tengo pánico con respecto a mi visión. Tengo miedo de quedarme ciego, y la idea sobre mi visión no sale de mi cabeza”, escribió Lubitz, subrayando además que le molestaba la tensión permanente que sentía en sus ojos. “Si no fuera por los ojos, todo estaría bien”.

Pero esta no es la única noticia de la que se hace eco el diario alemán, según se desprende del extracto del informe al que el diario alemán ha tenido acceso, el copiloto de tan solo 27 años pudo llegar a consultar hasta a 41 médicos a pesar de su corta edad.

Una lápida rodeada de flores honra la memoria de las víctimas del avión de Germanwings estrellado en los Alpes franceses. (Foto: Getty)
Una lápida rodeada de flores honra la memoria de las víctimas del avión de Germanwings estrellado en los Alpes franceses. (Foto: Getty)

Un mes antes de estrellar el avión, el copiloto alemán consultó a dos médicos. El 17 de febrero visitó a un médico que le recomendó que visitara a un psiquiatra para que analizase su problemas psicosomáticos. Semanas después, el 2 de marzo, acudió a otro especialista que le aconsejó someterse urgentemente a psicoterapia y posteriormente lo transfirió a una clínica psiquiátrica. A tenor de estas revelaciones, muchos de los especialista médicos notaron que el joven tenía problemas mentales. Anteriormente, salió a la luz información que durante unos años Lubitz había sufrido una depresión severa que casi lo lleva al suicidio.

Según Germanwings, entre el 16 y el 22 de marzo de 2015, Lubitz se encontraba de baja médica. El 23 de marzo había regresado a trabajar y voló de Düsseldorf a Berlín. Ese mismo día regresó a la ciudad alemana y 24 horas después estrelló el Airbus en los Alpes franceses.

Las 3 opciones que Lubitz barajaba

Este febrero, la investigación publicó el contenido de una nota que escribió antes de estrellar el aparato. En una nota encabezada “Decidiré el domingo“, con el código de un vuelo que salió de Barcelona dos días antes de tomar su drástica decisión.

La nota, recuperada por los investigadores de un bote de basura en el apartamento que Lubitz alquilaba en Dusseldorf, se enumeran tres opciones: luchar para superar el malestar psicológico, centrarse en resolver su insomnio o dejarse llevar.

A punto de cumplirse el primer aniversario de la tragedia de Germanwing, el próximo 13 de marzo se publicará el informe de la Oficina de Investigación y Análisis de Francia (BEA), organismo que se ha encargado de analizar el contenido de las dos cajas negras de avión.

Para los investigadores, el copiloto del aparato, Andreas Lubitz , provocó deliberadamente la catástrofe. El hombre seguía un tratamiento contra la depresión y había ocultado sistemáticamente su estado de salud a la compañía. Tras el siniestro se supo que ese día Lubitz estaba de baja médica, y en tratamiento psiquiátrico desde hacía tiempo.

El resultado de la investigación de la fiscalía francesa pone de manifiesto el grave fallo de la compañía que nunca logro detectar los problemas del copiloto, un error que le puede obligar a pagar una multimillonaria indemnización a los familiares de las víctimas. En este sentido, los familiares de las víctimas han hecho público esta semana que presentarán una multimillonaria demanda civilcontra la escuela de pilotos de la matriz Lufthansa en Arizona, Estados Unidos, donde el copiloto aprendió a volar en 2008.

Últimas noticias