Ciencia Ficción

Distopías de la pequeña pantalla

Distopías
Distopías de la pequeña pantalla.
Comentar

¿Qué son las distopías? Hablamos de un término que hace referencia a una sociedad ficticia y futura que presenta un conjunto de características negativas para el ser humano. Estas suelen ser motivadas por comportamientos actuales reales que han llevado a la sociedad hasta un punto indeseable de no retorno. Su origen se remonta a la literatura, con obras como ‘1984’ de George Orwell o ‘Un mundo feliz’ de Aldous Huxley.

Uno de los puntos fuertes de las distopías es conectar con el público de una manera que el resto de series jamás conseguirá. Les hace recapacitar sobre sus propios actos y la situación que el hombre atraviesa en la actualidad. Tocando ámbitos tan dispares como la política, el medioambiente o la pobreza. Aunque no lo parezca, la televisión está plagada de este tipo de producciones. Si te gusta el género de las distopías, aquí tienes una selección de las mejores series distópicas.

Black Mirror

Distopías de la pequeña pantalla.
Black Mirror supone el mejor ejemplo de distopía

Sin embargo, el mejor ejemplo de distopía en la pequeña pantalla es una de las series revelación de los últimos años: Black Mirror. Este drama psicológico pretende transmitir una paranoia muy efectiva sobre la incursión de las nuevas tecnologías y las redes sociales en el mundo moderno. Un enfoque inteligente, cruel y complejo que nos deja con una sensación agridulce tras finalizar el episodio. Y lo mejor de todo es que consigue que el espectador sienta que la historia que está viendo podría suceder en la vida real.

3%

Distopías de la pequeña pantalla.
3% recuerda mucho a la saga cinematográfica Los Juegos del Hambre.

La primera ficción original de Netflix en Brasil muestra un futuro en el que la sociedad ha quedado dividida en dos fracciones totalmente opuestas: la violencia y la pobreza contra los avances tecnológicos y un alto nivel de desarrollo. Una premisa que refleja la posición en la que se encuentran hoy en día muchos países del globo. Todos los habitantes del Continente, la zona más catastrófica, tienen la oportunidad de pasar a una realidad mejor mediante un proceso de selección de lo más complejo. Este recuerda mucho a la saga de ciencia ficción ‘Los Juegos del Hambre’, pues las pruebas que deberán superar requieren de un gran rendimiento físico, trabajo en equipo y ningún tipo de remordimiento. ¿Qué serán capaces de hacer para sobrevivir?

Westworld

Distopías de la pequeña pantalla.
Westworld se presenta como una firme sucesora de Juego de Tronos.

La nueva serie de moda de HBO llegó a nuestras pantallas como la sustituta de Juego de Tronos, una posición que poco a poco se ha ganado a pulso. Westworld es un drama de ciencia ficción con toques de western. Una combinación de lo más extraña, pero también muy efectiva. Muestra en primera persona la confrontación entre la inteligencia artificial y la humana, y como ambas deben convivir para sacar adelante el planeta. Los personajes se sitúan en un parque temático habitado por androides, donde el hombre acude para sumergirse en una experiencia de gran alcance. Todo está controlado al más mínimo detalle, hasta que los problemas comienzan a suceder. Este choque final nos hace reflexionar sobre el poder del ser humano para crear un mundo a su antojo. Así como sus nefastas consecuencias.

The Handmaid’s Tale

Distopías de la pequeña pantalla.
La serie está protagonizada por grandes rostros de la televisión.

Esta producción de Hulu, distribuida ahora por HBO, es una pesadilla futurista que ninguno de nosotros querría presenciar. Tras un atentado terrorista contra el Presidente de los Estados Unidos, la sociedad se sumerge en una dictadura fundamentalista y teocrática. Todos los valores modernos quedan olvidados, mientras que la libertad y los privilegios son reservados para la clase alta. Sin embargo, el punto culmen de la historia es el trato que las mujeres reciben en esta nueva antiutopía. La mayoría de ellas son utilizadas como concubinas con el único objetivo de gestar los vástagos de su señor.

The Handmaid’s Tale es una serie de gran visión que busca resaltar algunas claves de gran importancia en el presente. Como el feminismo, la homofobia, la contaminación o el retroceso político. Imprescindible.

The Man in the High Castle

Distopías de la pequeña pantalla.
La serie muestra una sociedad dominada por el nazismo.

Basada en la novela homónima de Philip K. Dick, la serie fantasea con el hecho de que los nazis y los japoneses hubieran ganado la Segunda Guerra Mundial. En esta realidad distópica, las fuerzas del Eje gobiernan en Estados Unidos, rompiendo el país en tres partes muy diferenciadas. Se trata de una serie enmarcada también en el género de espionaje, que ha dividido tanto al público como a la crítica. Nadie puede negar que la premisa resulta ser de lo más interesante, enriquecida por un ritmo muy marcado y unas interpretaciones más que notables. Sin embargo, pronto la trama pierde fuerza y se muestra incapaz de conectar emocionalmente con el espectador.

Hora de aventuras

Distopías de la pequeña pantalla.
Hora de aventuras tienen lugar en un planeta postapocalíptico.

Las series de animación también tienen un hueco dentro del género y Hora de Aventuras es un claro ejemplo de ello. La trama se centra en un futuro no muy lejano, en el que el planeta Tierra ha sobrevivido a una guerra nuclear de gran relevancia. Las consecuencias de este suceso se hacen visibles durante toda la ficción, camufladas por los personajes y las historias alocadas típicas de las producciones infantiles. Hablamos de mutantes, edificios en ruinas, entornos infernales, restos de la civilización extinguida… Un punto de lo más sutil en el argumento que atrae a un público adulto de gran fidelidad.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias