hábitos

Consejos para que los niños puedan adaptarse al horario de verano

Si estamos en confinamiento, puede agravar mucho más esta situación.

Mira estos consejos para que los niños puedan adaptarse al horario de verano.
Consejos para que los niños puedan adaptarse al horario de verano

La madrugada del 28 al 29 de marzo hemos adelantado nuestro reloj. De las 2 hemos pasado a las 3h y no todo el mundo vive igual este cambio. Mira estos consejos para que los niños puedan adaptarse al horario de verano.

Si estamos en confinamiento, puede agravar mucho más esta situación. Anota estas recomendaciones.

¿Cómo afecta el cambio de horario a los niños?

La Asociación Española de Pediatría aconseja que puede haber alteraciones en el sueño y en la alimentación. Suelen sentirse algo más cansados y se despiertan más tarde porque si les hacemos levantarse antes, entonces no pueden levantarse por el cansancio, pero es importante que lo hagan porque entonces no dormirán por la noche.

Poder adaptarse antes

Seguro que algunos padres previsores ya lo han hecho. Durante una semana antes, han adaptado rutinas a este cambio de horario para que los pequeños se hayan podido adelantar mucho antes. Son consejos para que los niños puedan adaptarse al horario de verano.

Irse a dormir antes

Para que uno pueda descansar antes y bien, es prioritario irse a dormir antes para adaptarse al horario de verano.

Levantarse como siempre

No hace falta que los niño se levantan más tarde porque entonces no dormirán por la noche. Si están cansados cuando les llamamos para levantarse intentaremos que desayunen bien y sigan con sus hábitos como siempre. En uno o dos días estarán como siempre siguiendo los hábitos diarios.

Exposición de la luz diurna

Los profesionales recomiendan que es favorable que tengamos una mayor exposición solar porque estimula la producción de serotonina. En estos días de confinamiento, lo haremos abriendo la habitación, aireando con la ventana abierta, yendo a la terraza y al patio, etc.

Reducir el uso de las pantallas

En casa se pueden hacer muchas cosas, pero es verdad que es complicado ganar a la batalla de las pantallas. Aún así debemos hacerlo porque no es nada bueno para su mente (ni sus ojos) pasar tanto tiempo delante de móviles y tablets.  Lo evitaremos especialmente durante una hora antes de irse a dormir para facilita el descanso nocturno entre los peques de casa.

Lo último en Salud

Últimas noticias