Cuerpo humano

¿Por qué crujen los huesos del cuerpo?

crujen los huesos
Algunas de las razones de ello tienen que ver con el fluido sinovial
Comentar

Aunque no sucede a todas las personas por igual, sí hay muchas veces que nos crujen los huesos nada más agacharnos o levantarnos de la silla.

Aunque no sucede a todas las personas por igual, sí hay muchas veces que nos crujen los huesos nada más agacharnos o levantarnos de la silla.

Cuando oímos crujir los huesos puede ser que nos asustemos, pero, según la Arthritis Foundation National Office, estos ruidos son inofensivos. Veamos la razón del porqué crujen los huesos del cuerpo.

Por el fluido sinovial

Algunas de las razones de ello tienen que ver con el fluido sinovial, que es el líquido que rodea y lubrica las articulaciones. Cuando se lubrica por partes o zonas es porque los ligamentos se aprietan o bien se tensan y el líquido pasa de una zona a otra.

Es decir, se produce una diferencia de presiones en el interior de la articulación, y como los  gases del líquido sinovial favorecen el movimiento, esto permite que los huesos no tenga un rozamiento agresivo entre ellos. La explosión de las burbujas de gas acaba siendo un motivo para que salga ruido. Esto responde a una liberación de la estructura articular.

De hecho, un estudio canadiense concluyó que, tras observar por primera vez un crujido de falange a través de imagen por resonancia magnética (IRM), los investigadores comprobaron que este fenómeno del ruido tenía lugar cuando se formaban las burbujas de gas y no cuando explotaban.

Otras razones

Aunque la causa principal es la establecida anteriormente, también puede darse por la fricción entre huesos, que podría corresponderse a tener artrosis. Pues ello predispone a la formación de alteraciones en los huesos.

Mientras que puede darse laxitud articular, lo que hace que los tendones y ligamentos de las articulaciones sean más blandos de lo normal, y la laxitud poder crujir y sonar. Este fenómeno suele ocurrir en deportistas, especialmente.

Recomendaciones

Si bien no hay un problema importante, cuando esto va a acompañado de dolor, es mejor ir al médico o al traumatólogo para que explore la zona y nos diga si realmente necesitamos tratamiento. Cuando hay dolor, sí podría tratarse de alguna patología relacionada con los huesos, como la artritis.

Los profesionales recomiendan no hacer crujir, de forma expresa, los huesos, como por ejemplo, los nudillos de las manos, algo bastante común en algunas personas.

 

Últimas noticias