Enfermedades

Qué es el SIBO o sobrecrecimiento bacteriano

sibo
El SIBO Puede afectar a un 20% de la población
Comentar

SIBO son las siglas en inglés de Small Intestinal Bacterial Overgrowth, y se corresponde con el sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado. Se basa en un aumento excesivo de las bacterias de esta parte del tubo digestivo.

Puede afectar a un 20% de la población sana mientras que en aquellas personas con problemas digestivos puede estar presente hasta en el 65% de los pacientes. Te contamos sus causas, síntomas y el principal tratamiento del sibo.

Principales causas el SIBO

El SIBO puede surgir por diferentes causas, aunque muchas de ellas no acaban de estar claras del todo porque las investigaciones frente a este problema son constantes. Una de estas causas es la disminución del pH ácido del estómago por un consumo continuado de antiácidos que podría mitigarse por un cambio en la dieta. Otras causas son los factores que dificultan el movimiento intestinal.

Síntomas del sobrecrecimiento bacteriano

Son varios, desde flatulencias a diarreas, pasando por malestar general y concretamente digestivo, hinchazón abdominal, y pérdida de peso. Y ello acompañado de mala absorción y  digestión de los nutrientes.

Diagnóstico y tratamiento

Para poder realizar un tratamiento a medida es importante que el diagnóstico sea el adecuado. Para esto el médico realizará diversos exámenes, pues es importante adecuar el tratamiento a cada persona, puesto que el sobrecrecimiento bacteriano suele tener consecuencias importantes en la calidad de vida de las personas que lo sufren.

Hace poco se realizaba un aspirado yeyunal, es decir, se tomaba una muestra del contenido del yeyuno, se cultivaba y se observaba los microorganismos presentes en esa zona. Aunque actualmente la prueba más fiable para saber si tenemos sobrecrecimiento bacteriano es el test de aliento, el cual puede ser que no determine del todo que se produzca este problema y que la persona esté totalmente sana.

El tratamiento pasa, entre otros, por la recomendación de antibióticos para eliminar las bacterias. Mientras que otras recomendaciones son evitar antinutrientes que pueden provocar afecciones en la función digestiva, y utilizar antifúngicos a base de hierbas medicinales. En la dieta, deben reducirse el consumo de carbohidratos, de procesados, entre otros, con el fin de  recuperar la acidez del estómago. Luego pueden volver a introducirse algunos alimentos que han sido quitando para comprobar la reacción del cuerpo del paciente.

Temas

Últimas noticias