Ejercicio físico

Beneficios de usar pelota pilates (fitball) como silla

pelota de pilates
Por qué es bueno usar la fitball como silla
Comentar

Uno de los accesorios imprescindibles para realizar ejercicios de pilates es la pelota o fitball. Su uso es tan extendido que hasta se utiliza como silla, tanto para trabajar como para descansar porque ofrecer diversos beneficios para la salud.

Descansar sobre la pelota de pilates activa la musculatura postural del tronco, puesto que al ser de superficie inestable, obliga a nuestro cuerpo a realizar ajustes permanentes para mantenerse sobre ella.

Por qué es bueno usar la fitball como silla

Mejoramos el equilibrio. Uno de los ejercicios de pilates es el mantenimiento y mejora del equilibrio. Entonces si esto lo extrapolamos a las tareas cotidianas, como trabajar durante un rato, notaremos beneficios en nuestro cuerpo.

Estiramientos. Estirar es un ejercicio sencillo que deberíamos hacer todos los días, tanto si hacemos o no ejercicio físico en el gimnasio. El fitball permite realizar estiramientos de forma fácil, mejorando así nuestra salud mientras comemos o estamos viendo nuestra serie favorita.

Mejora de la circulación sanguínea. Al tener que ajustar el cuerpo constantemente por la inestabilidad y desequilibrio de la pelota, mejoramos notablemente el cuerpo y, por ende, también nuestra circulación sanguínea.

Correcta postura corporal. Este es uno de los principios y objetivos del pilates. Pero no hace falta hacer tanto ejercicio para mejorar la postura corporal. Simplemente intentemos no tener malas posiciones, y gracias a la pelota, podremos alinear la columna y así evitar problemas, dolores y otras molestias de la mala posición que solemos adoptar al trabajar delante del ordenador a diario.

Aumentamos la musculatura. Como estamos haciendo ejercicio, pero sin darnos demasiada cuenta porque estaremos concentrados en nuestros quehaceres o simplemente nos distraeremos viendo una película, trabajamos diferentes partes del cuerpo. Por esto, aumentamos la musculatura de nuestro cuerpo y ganamos fuerza.

Es una silla muy económica y ergonómica. De la forma más sencilla nos sentaremos en una silla que realmente es muy económica. Y además, como hacemos ejercicio también es algo ergonómica. La podemos llevar a todas partes, eso sí, depende del tamaño necesitaremos algo de espacio.

A tener en cuenta

No todas las personas se sienten cómodas con la silla de pilates, de la misma manera que no a todo el mundo le gusta ejercitarse con el pilates. Quienes no estén acostumbrados les costará un poco al principio.

Temas

Últimas noticias