Ciencia

En qué consiste la cronobiología

cronobiología
Sabemos poco sobre los ritmos y relojes biológicos de las personas.
Comentar

Cuando uno trata la cronobiología se refiere a la disciplina de la biología que estudia los fenómenos periódicos (cíclicos), o bien conocidos como ritmos biológicos. Esta disciplina suele ceñirse a las alteraciones y los mecanismos que regulan el organismo de los seres vivos.

Cuando alteramos estos ritmos biológicos o vitales, que hace frente la cronobiología, entonces puede haber diversos trastornos tanto de comportamiento como físicos o bien metabólicos. Veamos en qué consiste la cronobiología.

La cronobiología y el reloj biológico

Aunque resulte extraño, realmente sabemos poco sobre los ritmos y relojes biológicos de las personas. La cronobiología estudia lo que le pasa al organismo según este ritmo de vida que se basa en los relojes genéticos que residen en las profundidades de nuestro organismo. Y según estos cambios, ello incide directamente en la manera de comportarnos y en lo que le sucede a nuestro organismo vital.

La cronobiología como tal, aunque fue estudiada anteriormente, se desarrolla durante el siglo XX por Wilhelm Pfeffer, Erwin Bünning o Karl von Frisch. Luego se ha ido estudiando según los comportamientos de las personas en cada una de las etapas del día, conociendo lo que se come y cómo actúan.

Según esta disciplina, durante el día el cuerpo se dedica a regenerar y por la noche a reparar. Como el cuerpo está acostumbrado a funcionar durante 24 horas, el organismo se adapta a este ritmo, donde se establecen momentos de mayor actividad (principalmente en los momentos centrales del día) y de menor, (entre la tarde y la noche).

Si lo adaptamos a la alimentación, la cronobiología busca una dieta clave que se adapte a los ritmos que llevamos, según la hora del día.

Los ciclos de la cronobiología

Se basa en tres distintos: por un lado, los ritmos infradianos, que duran más de 24 horas. Estos ritmos se repiten a intervalos de unos días, de semanas, de meses o incluso una vez al año, como los ritmos estacionales. Luego están los ritmos ultradianos, que son los que duran menos de 24 horas. Suelen regular las funciones físicas, emotivas y espirituales; y finalmente, podemos hablar de los ritmos circadianos, los que duran aproximadamente 24 horas, y afectan en especial a los humanos y son los que se investigan mucho más.

Temas

Últimas noticias