Alimentación

Qué son y tipos de macronutrientes

macronutrientes
Son macronutrientes las proteínas, los glúcidos y los lípidos
Comentar

La alimentación tiene una importancia vital en el estado de salud tanto físico como mental de una persona. Los macronutrientes son aquellos nutrientes que aportan la mayor parte de energía al organismo. Además del agua, son aquellas sustancias que se encuentran en grandes cantidades en los alimentos, lo cual supone una gran diferencia con respecto a los minerales y las vitaminas.

¿Qué engloban?

Son macronutrientes las proteínas, los glúcidos y los lípidos, aunque en determinadas clasificaciones se incluyen aquellos elementos químicos que el organismo consume en grandes cantidades, como hidrógeno, oxígeno o carbono. También determinados minerales que deben estar presentes en grandes cantidades en el cuerpo, como calcio, sodio o potasio.

¿Qué tipos de macronutrientes existen?

Los macronutrientes se dividen en tres grandes grupos:

Hidratos de carbono

Son la principal fuente de energía y se dividen en dos categorías. Por un lado, los hidratos de carbono simples, cuya principal característica es que se digieren de forma muy rápida. Y, por otro lado, los hidratos de carbono complejos, cuya absorción es más lenta pero ofrecen energía durante un mayor periodo de tiempo.

Proteínas

Las proteínas se definen como compuestos orgánicos de carácter complejo. Son el principal componente de la estructura tanto de las células como de los tejidos del cuerpo. El déficit de proteínas supone un trastorno de salud grave ya que el organismo hace uso de las que están almacenadas, provocando con ello la disminución de la masa muscular.

Las proteínas pueden ser de origen animal (carne de ave, pescado, etc.) o vegetal (legumbres, soja, etc.).

Lípidos

Y, por último, los lípidos. Son la principal fuente de energía de los alimentos. Se dividen en distintas familias en función de cuál sea su función.

Reserva: tal y como su propio nombre indica, son la principal reserva de energía del organismo.

Estructural: este tipo de lípidos recubren los órganos, proporcionándoles una cierta consistencia.

Transportadora: van desde el intestino hasta su lugar de destino.

Tanto los carbohidratos como los lípidos y las proteínas tienen funciones muy importantes para el buen funcionamiento del organismo. Es esencial su consumo, ya que cada uno de los macronutrientes debe cubrir unas determinadas necesidades.

No obstante, no todos los macronutrientes aportan la misma cantidad de energía. Un gramo de hidratos de carbono y de proteínas aporta una energía equivalente a 4 calorías, mientras que los lípidos aportan 9 kilocalorías.

Temas

Últimas noticias