Infecciones

Cistitis y relaciones sexuales: ¿Tienen relación?

cistitis
8 de cada 10 infecciones de las vías urinarias ocurren después del acto sexual
Comentar

La cistitis es aquella afección que hace referencia a la inflamación de la vejiga urinaria. Las causas de sufrir cistitis son diversas, pero principalmente se debe a una infección por bacterias. Entre sus causas también están las relaciones sexuales, de manera que esta afección y el sexo están íntimamente unidas.

En este caso, suele afectar en gran parte a las mujeres, que pueden coger cistitis tras mantener relaciones sexuales. Esto es porque en durante el coito, el pene del hombre facilita el paso de bacterias hacia la vejiga y a partir de ahí puede producirse la infección. Es más, incluso puede llegar a producirse la contaminación fecal de los aparatos urinario y reproductivo femenino porque están muy próximos al recto de la mujer.

En general, 8 de cada 10 infecciones de las vías urinarias ocurren después del acto sexual. Según el Centro de Información de la Cistitis, la mitad de la población relaciona las infecciones del tracto urinario con el sexo; siendo las mujeres jóvenes, de entre 20 y 40 años de edad, las que cuentan con un mayor riesgo de contraer cistitis y las que más relacionan este tipo de infecciones con la práctica sexual (55%).

Esto es porque la frecuencia de las relaciones sexuales es mayor en estas edades y ello aumenta el riesgo de contraer cistitis. Las mujeres mayores de 50 años, tras la menopausia, también pueden tener mayor riesgo por la sequedad vaginal y los cambios en la flora vaginal que favorecen las infecciones.

El hecho de que afecte a más mujeres también se debe a que los anticonceptivos orales pueden llegar a debilitan la mucosa vesical y esto facilita que se propague la bacteria Escherichia coli (E.coli), que es la responsable de la aparición de infecciones urinarias de repetición o cistitis.

A la hora de prevenir la cistitis es vital consultar al médico. Y también se pueden tomar medidas como beber abundante líquido, especialmente agua, y orinar tras tener las relaciones sexuales. Se recomienda tomar zumo de arándanos porque aumenta el ácido en la orina. Una vez tenemos cistitis, entonces el médico debe darnos el tratamiento adecuado. Normalmente se suelen aconsejar antibióticos por vía oral, entre otras medidas.

Últimas noticias