Día Mundial del Cáncer de Mama 2018

Día Mundial del Cáncer de Mama 2018: Señales y síntomas del cáncer de mama

Señales y síntomas del cáncer de mama
Os hablamos de los síntomas del cáncer de mama
Comentar

En el Día Mundial del Cáncer de Mama 2018 es  importante el tomar conciencia en la lucha contra esta enfermedad, pero también hemos de tener claro qué señales y síntomas pueden indicar que existe riesgo de un cáncer de mama.

El cáncer de mama es el cáncer que se diagnostica con más frecuencia en las mujeres: aproximadamente uno de cada tres cánceres en la mujer es un cáncer de mama. Para reconocerlo, es necesario prestar atención a algunas señales claras como nódulos, cambios en la piel y pérdida de líquido o sangre de los pezones, aunque no son las únicas de modo que las señalamos ahora al detalle:

  1. El indicador más común de un posible cáncer de mama es la presencia de un bulto que no causa dolor y tiene contornos irregulares .
  2. La aparición de variaciones en la piel del seno, con un aspecto similar al de la piel de una naranja.
  3. Alteraciones del pezón (dentro o fuera).
  4. Pérdida de líquido o sangre del pezón.
  5. La hinchazón de una parte o de toda la mama.
  6. La hinchazón de los ganglios linfáticos axilares, alrededor de la clavícula o el cuello.
  7. Cambios en la forma del seno, como la presencia de inmersiones.

Además, los signos tardíos del cáncer de mama incluyen:

  1. Retracción, o giro hacia adentro del pezón.
  2. Agrandamiento de un pecho.
  3. Hoyuelos de la superficie del pecho.
  4. Un bulto existente que se hace más grande.
  5. Dolor vaginal.
  6. Pérdida de peso involuntaria.
  7. Ganglios linfáticos agrandados en la axila.
  8. Venas visibles en el pecho.

¿Qué exámenes hay que hacer?

La ejecución de controles periódicos es la estrategia de prevención más válida. El objetivo es identificar cualquier masa tumoral tempranA. La frecuencia y los métodos de las visitas y los exámenes de control varían según la edad:

  1. entre 20 y 40 años : visita anual de los senos; En caso de sospecha de familiaridad o nódulos, ecografía o biopsia del nódulo;
  2. entre los 40 y los 50 años de edad : se recomienda una mamografía anual, preferiblemente con una ecografía;
  3. entre 50 y 69 años : mamografía cada dos años.
  4. más de 70 años : se sugiere continuar visitando el seno y la mamografía cada dos años.

En mujeres sanas con una mutación establecida de los genes BRCA1-BRCA2, un programa de control debe iniciarse desde una edad temprana (mamografía, generalmente desde los 35 años en adelante y resonancia magnética bilateral desde los 25 años en adelante). Las pruebas genéticas para la detección de estas mutaciones en los genes involucrados en el cáncer de mama (y también en el del ovario) deben realizarse solo en casos de familiaridad o herencia y con el asesoramiento de un genetista. Si la mujer resulta ser portadora de mutaciones, el genetista y el oncólogo planificarán junto con la persona interesada un plan de prevención individual.

Autoexamen de mama

Para todas las mujeres, mayores de 20 años, es recomendable realizar un autoexamen de mamas con regularidad, para reconocer cualquier cambio o la aparición de nódulos. Para ello es recomendable observar primero los senos con los brazos subidos, bajados y luego en la cintura para identificar cualquier cambio de tamaño del seno o en la piel de la mama.

Además es importante palpar el seno con movimientos circulares con los dedos juntos, de arriba a abajo y rodeando el pezón con el fin de encontrar cualquier bulto o nódulo. Para hacer la palpación es recomendable levantar el brazo izquierdo, colocando la mano detrás de la cabeza y tocar el seno derecho y luego repetir la acción a la inversa.

Últimas noticias