Psicología

Baños forestales, última tendencia para conectar con la naturaleza

baños forestales
Sumergirnos en baños forestales no es algo nuevo,
Comentar

Nos gusta estar en contacto con la naturaleza porque nos aporta tranquilidad y relax. Y es que necesitamos desconectar y por ello vamos al bosque y al campo para sentirnos mejor. Sumergirnos en baños forestales no es algo nuevo, es una técnica japonesa que funciona allí desde hace mucho tiempo y que ahora recomiendan muchos médicos. Descubrimos qué son.

Qué son los baños forestales

Esta técnica se llama shinrin-yoku, procede de Japón y consiste en una visita a un bosque para relajarse y recrearse con el fantástico ambiente que nos regala la naturaleza. Es de destacar que algunas empresas niponas recomiendan a sus trabajadores esta técnica como método para desestresarse, pues allí trabajan muchas horas al día.

Los baños forestales elevan los sentidos para ofrecer visiones algo distintas. Por ejemplo, estimulan la visión, con el fin de ver verde, bosques, naturaleza, flores y poder disfrutar del momento, también está relacionado con el olfato, pues gracias a los bosques podemos respirar mejor aire puro y reducimos muchas enfermedades respiratorias.

A su vez, los baños forestales nos permiten tocar la madera de los árboles y esto ofrece relajación total. El sonido de los bosques es fantástico para desconectar. El sonido de los pájaros, del río, de las fuentes, del viento…

Beneficios de los baños forestales

Ya hemos visto como estos paseos por el bosque elevan los sentidos, pero hay más, porque ofrecen diversidad de beneficios para mejorar nuestra salud.

  • Aumentan nuestra calidad de vida. Un estudio del Servicio Danés de Salud concluyó que aquellas personas que viven en espacios verdes reducen el estrés en gran medida.
  • Baja el índice de sobrepeso.  Las cifras de sobrepeso y obesidad son cada vez mayores y una parte de ello afecta a personas que viven en ciudades. Por lo que estar en contacto con la naturaleza también mitiga este problema.
  • Mejor salud cardiovascular. Nuestro corazón sufre por el estrés que vivimos a diario. Estar en el campo supone parar el tiempo y nuestro corazón nos lo reconoce estando más protegido.
  • Fuera ansiedad. A nivel psicológico son muchas las bondades de los baños forestales pues nos aleja del estrés y la ansiedad y encontramos la paz perdida.

Temas

Últimas noticias