Alimentación

Propiedades de la alcaravea y beneficios para la salud

alcaravea
La alcaravea es una especia con diversas propiedades
Comentar

La alcaravea es una planta con una apariencia similar a la zanahoria, que cuenta con hojas brillantes de color verde. Aunque menos conocida que otras especias, las semillas y frutos de la planta se usan como condimento en las comidas. Suele tener un sabor algo picante, un aroma parecido al anís, y además contiene diversas propiedades y ofrece cantidad de beneficios que vale la pena descubrir.

Esta especie contiene aproximadamente 10% de aceite esencial, principalmente limoneo y carvona y suele dar sabor a diferentes alimentos especialmente a los quesos, ensaladas, panes y guisos.

La alcaravea presenta propiedades estomacales, analgésicas, digestivas, diuréticas, galactógenas, antisépticas, y su aceite esencial contiene limoneno, carveol, taninos y resinas. De esta manera, actúa como procinético estimulando el tránsito intestinal y con esto mejora síntomas dispépticos o de indigestión.

Regula el intestino

Gracia a sus propiedades, esta especia es un remedio natural para regular el intestino y ayudar en diferentes problemas digestivos. Además, calma las flatulencias y los cólicos intestinales.

Estimula el apetito

Sirve también para estimular el apetito y va bien para personas que necesitan alimentarse correctamente.

Menos dolores

Con sus propiedades analgésicas, uno de los beneficios de la alcaravea es la reducción de dolor, no solamente estomacal, sino también para otras afecciones como los dolores provocados por la menstruación. A su vez, puede combatir el dolor de muelas.

Mejora la bronquitis

Es un buen remedio para calmar otros problemas como la bronquitis y el asma.

Contra las quemaduras

Esta especia es buena para la piel, pues nos calma y puede utilizarse en quemaduras y en la limpieza de diversas heridas.

Reduce la cefalea

También elimina o mitiga la cefalea o dolor de cabeza.

Elimina el mal aliento

La alcaravea actúa como solución contra el mal aliento o la halitosis a no ser que haya un problema destacado.

Contraindicaciones

Como muchas otras especias, en este caso, la alcaravea puede tener contraindicaciones. Si no estamos seguros, lo mejor será que consultemos a nuestro nutricionista. En general, es mejor no administrar la especia a niños pequeños, tampoco en embarazadas, cuando se está en periodo de lactancia, y como aceite esencial puede resultar algo adictivo. Es vital consultar su uso cuando hay otras enfermedades.

Últimas noticias