Mente sana

Diferencias cerebrales entre zurdos y diestros

Diferencias cerebrales zurdos y diestros
Diferencias cerebrales entre zurdos y diestros
Comentar

¿Existen diferencias en nuestro cerebro en función de si somos diestros o zurdos? ¿Qué determina el que escribamos con la derecha o con la izquierda? Te desvelamos a continuación todas las diferencias cerebrales entre zurdos y diestros.

Hace mucho tiempo atrás aquellos que escribían con la mano izquierda estaban mal visto, pero hoy en día, los zurdos son considerados personas con habilidades artísticas que los diestros nunca podrían tener. Pero, ¿cuál es la verdad? ¿Hay alguna diferencia tangible entre aquellos que preferentemente usan una mano para la otra? ¿Existe alguna diferencia en el cerebro de los zurdos y el de los diestros?.

Está claro hay diferencias de comportamiento entre las personas zurdas y diestras, pero esto se da precisamente porque el uso y el movimiento de las diferentes manos está conectado respectivamente a los dos hemisferios cerebrales distintos.

Por ello podemos afirmar entonces que sí existen diferencias cerebrales entre zurdos y diestros, dado que los diestros están sujetos a una mayor estimulación del hemisferio izquierdo, mientras que los zurdos lo contrario.

A partir de aquí podemos entonces entender el porqué, por ejemplo a los zurdos se le dan mejor los deportes o las artes, ya que el hemisferio derecho se relaciona más con tareas de visión espacial (algo que usan mucho los deportistas), así como el ingenio y creatividad (artistas).

Por otro lado, intentando adaptarse a un mundo en el que dominan los diestros, los zurdos han desarrollado además la capacidad de poder interactuar con ambos hemisferios del cerebro hasta el punto de que los zurdos utilizan mejor la mano derecha de lo que los diestros usan la mano izquierda.

Experimento entre zurdos y diestros

Para concluir os queremos explicar como un experimento realizado por el Instituto Max Planck y la Universidad de Pensilvania ha intentado arrojar luz sobre las diferencias que existirían entre nosotros. En el estudio, se pidió a varios voluntarios que eligieran qué tipo de productos comprar, qué personas contratar para un determinado trabajo y qué seres vivos consideraban más inteligentes. Las personas diestras tendían a elegir con más frecuencia productos, personas y seres vivos que están a su derecha, mientras que los zurdos aquellos que estaban a su izquierda.

Según este estudio se ha llegado a la conclusión de que las personas pueden actuar con más fluidez a partir de la mano dominante, e incluso elegir cosas buenas asociadas inconscientemente con su lado fluido del espacio, es decir, con el espacio que más domina (en función de su costumbre al escribir) y de hecho, se ha descubierto que la gente también valora el bien y el el mal en comparación con la forma en que usan sus manos.

De hecho se verificó que los pacientes que habían perdido la movilidad de la mano derecha continuaron manteniendo el esquema indicado anteriormente e identificaron como bueno lo que estaba a la derecha mientras que lo que era malo lo ubicaban la izquierda, algo que era lo contrario para los zurdos; pero curiosamente los enfermos que habían perdido el uso de la mano derecha después de haber sufrido daño en el hemisferio cerebral izquierdo no mantuvieron este patrón y se volvieron completamente zurdos, incluso en la forma de pensar, ver e identificar cosas.

Y no solo esto, en otros experimentos, los sujetos fueron obligados a usar un guante de esquí para inhibir el uso de la mano preferida y el resultado fue sorprendente: aun así, la persona que llevaba el guante cambió radicalmente el modo de razonar.

A partir de este experimento, podemos comprender cuán engañoso es el pensamiento de que nuestras ideas, nuestras formas de ver el mundo son inmutables cuando es suficiente cambiar de mano e inhibir el funcionamiento regular de nuestro dominante para cambiar la consideración del bien y el mal. Quizás la mente es más maleable de lo que pensábamos y es sin duda el cerebro el que determina nuestras acciones y pensamientos.

Últimas noticias