Cuerpo humano

Síntomas que indican que tienes metabolismo lento y cómo acelerarlo

metabolismo lento
Para acelerar tu metabolismo deberás comer de forma saludable y practicar ejercicio.
Comentar

Cada persona es diferente y cada cuerpo también. Por lo que hay quien tiene un metabolismo más lento y otras más rápido. De ello depende que podamos digerir los alimentos de una manera más rápida o no.

Un metabolismo rápido es aquel que se basa en consumir energía más rápidamente y en mayor cantidad por lo que la combustión de grasas también será mayor y no cogerá peso de forma rápida. Mientras que las personas que tienen un metabolismo lento tienen más dificultad para bajar peso porque su cuerpo utiliza menos energía y libera menos grasas.

Cómo saber si tengo el metabolismo lento

Acude al nutricionista o dietista

Si acudimos al médico sabremos a ciencia cierta qué tipo de metabolismo tenemos. Entonces será más fácil controlar qué comemos y de qué manera perder peso.

Frío o calor

También hay pistas que nos dicen si nuestro metabolismo es más lento, como por ejemplo tener más frío de lo normal o en seguida.

Tienes menos hambre

Se suele tener mucha menos hambre, porque los alimentos todavía no han sido digeridos y procesados. Además, son personas a las que les cuesta desayunar por las mañanas.

Engordas con más rapidez

Aunque hay personas con el metabolismo lento que está delgadas y no les cuesta perder peso, pero por regla general se gasta menos energía y se tiende a engordar con mucha más rapidez y facilidad que aquellas que tienen un metabolismo más rápido. Pues también debemos pensar que engordar más o menos depende, en gran medida, de nuestra alimentación y del tipo de vida que llevemos, si hacemos más o menos ejercicio, nos movemos más…

Claves para acelerar el metabolismo

Mayor ejercicio

Como el gasto de energía y de grasa está totalmente relacionado con que procesemos mejor los alimentos, hacer ejercicio de forma continuada puede acelerar nuestro metabolismo. Es bueno entonces realizar ejercicio aeróbico y anaeróbico.

Alimentación equilibrada

Otro consejo es seguir un estilo de vida saludable que empieza por una alimentación más variada y equilibrada. Comeremos fruta, alimentos con fibra, antioxidantes y aquellos que nos hidraten más con el fin de regular la función digestiva. Se recomienda hacer 5 comidas diarias de menos cantidad, siendo mayor el desayuno y la comida.

Últimas noticias